martes, junio 22, 2021
Inicio Noticias Internacional Recorrido por los 1.000 folios y las acusaciones cruzadas del caso de...

Recorrido por los 1.000 folios y las acusaciones cruzadas del caso de la doctora Pinto

0
67


El empresario Javier López Madrid declaró este lunes en calidad de investigado en la Audiencia Nacional en el marco de la pieza número 24 del caso Tándem. Esta pieza separada trata de esclarecer si el yerno de Juan Miguel Villar Mir, expresidente de OHL, encargó al comisario jubilado José Manuel Villarejo agredir a la dermatóloga madrileña Elisa Pinto Romero cuando él aún estaba en activo. El investigado presentó una carpeta «con 1.000 folios» con información policial y judicial para tratar de desmontar la versión de la especialista.

El amigo íntimo de los reyes de España, Felipe y Letizia, ha precisado que desconocía quién era Villarejo, y ha asegurado que se entrevistó con él como detective, después de que se lo presentase el presidente del Grupo Société Générale en España y Portugal, Donato González. La historia de la doctora y el empresario se remonta a 2012, cuando Elisa Pinto se convirtió en la dermatóloga de la familia López Madrid-Villar Mir después de que su hasta entonces especialista de confianza, Joaquín Soto Melo, enfermase.

Ya en 2013, la doctora, López Madrid y sus respectivas familias comenzaron a recibir llamadas telefónicas que encierran amenazas, insultos y acusaciones de infidelidad. El empresario visitó una vez más la consulta de Elisa Pinto para instarle a que cesase en el acoso que presuntamente la especialista estaba llevando a cabo. «Déjalo», reitera él en una conversación que fue compartida por El Español en la que intervienen López Madrid, Rafael Redondo -socio de una de las empresas de Villarejo-, y Pinto, que negaba toda acusación.

Finalmente, el empresario, a quien doña Letizia llamaba ‘compi yogui’, interpuso una denuncia a la dermatóloga, que a su vez denunció el 13 de enero de 2014 que había sufrido una agresión por parte de un varón, que le habría clavado un cuchillo en su hombro izquierdo cuando se encontraba en el interior de su vehículo en la madrileña avenida del Comandante Franco. A esta agresión se sumaría otro apuñalamiento el 10 de abril de 2014, que le habría provocado una herida incisa de un centímetro al lado del ombligo por la parte izquierda.

Asimismo, entre ambas, la especialista formuló diversas denuncias por llamadas amenazantes, que afirmó ante la Guardia Civil que sospechaba que venían del yerno de Villar Mir. La doctora participó en una rueda de reconocimiento fotográfico en 2017 en la comisaría de Chamartín para identificar a su agresor. Fue entonces cuando señaló dos fotos de José Manuel Villarejo, una en la que presentaba una apariencia más joven y otra más actual, como el autor del ataque.

Ya en diciembre de 2019, los fiscales de Anticorrupción del caso Tándem encontraron indicios suficientes que acreditarían la existencia de este encargo y consideraban que era materia de la Audiencia Nacional. El titular del Juzgado Central de Instrucción Número 6 de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón, que este lunes recibió de la mano de López Madrid una carpeta «con 1.000 folios» con información policial y judicial para tratar de desmontar la versión de Elisa Pinto, abrió diligencias previas remitidas a los Juzgados de Plaza de Castilla, donde se instruye la querella que la especialista interpuso contra su antiguo cliente y que conllevó la imputación del excomisario por ser el presunto autor de la puñalada que recibió ella en el costado.

Tras el levantamiento del secreto del sumario de la pieza Kitchen, se tuvo conocimiento de un audio que había sido grabado por Villarejo en el que él mismo afirmaba, entre bromas, haber apuñalado a la doctora en 2014. López Madrid negó de nuevo toda acusación y, como ya había declarado en anteriores ocasiones, indico en que jamás ordenó acosar a la médica porque era ella quien le acosaba a él. Según fuentes jurídicas presentes en la declaración, el investigado negó haber contratado o pagado a Villarejo a través de su empresa Cenyt, aunque reconoció que sí le puso al tanto de sus «problemas» con la doctora Pinto.

Enfrentados en varios juzgados

López Madrid tiene un doble litigio con Elisa Pinto en varios juzgados de Madrid. Por un lado, la doctora le acusa a él y a Villarejo por acoso en un procedimiento donde reclama 22 años de prisión para ambos, mientras que la Asociación Clara Campoamor, que actúa como acusación popular, pide 17 años. Por otra parte un segundo juzgado investiga en paralelo una denuncia del yerno de Villar Mir a la dermatóloga, también por acoso.

En el primer caso, del que se encarga el Juzgado de Instrucción número 39 de Madrid, la magistrada Belén Sánchez entiende que «existen indicios suficientes de la participación» de ambos investigados y atribuye al expolicía las «lesiones con instrumento peligroso» que notificó Elisa Pinto.





Source link