Alertan de la falta de protección en mascarillas de uso habitual que pueden facilitar el contagio

Alertan de la falta de protección en mascarillas de uso habitual que pueden facilitar el contagio

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha publicado un informa para alertar de mascarillas que no ofrecen garantías. «El Sistema de Alerta Rápida de la Unión Europea lleva meses alertando de la presencia en el mercado europeo de mascarillas filtrantes que no están cumpliendo la normativa de protección: en su mayoría se trata de mascarillas tipo FFP2 o equivalente. Estas mascarillas se han encontrado en distintos países europeos, también en España, pero podrían haberse vendido en otros países a través de Internet».

Según explican desde la OCU, «ya se han notificado más de 200 mascarillas inseguras desde el inicio de la pandemia,  y cada semana nuevos productos vienen a sumarse a las alertas porque no cumplen las normas de seguridad. En lo que va de 2021, se han detectado 52 mascarillas inseguras, como advierte OCU. Puedes ver el detalle de estos productos e imágenes en la página del Sistema de Alertas Rápidas de la UE».

«En el caso de las mascarillas tipo FFP2 (o equivalente: N95, KN95 y KF94), cuyo uso está recomendado en especial para el personal sanitario y para personas que puedan estar en contacto con contagiados el  porcentaje de retención de partículas debería ser del 92-95%.  Entre las mascarillas inseguras denunciadas por RAPEX hay también mascarillas de otros tipos, higiénicas, para niños, etc. En todos los casos tienen un porcentaje de filtración de partículas inferior al que deberían tener para su categoría. Estas son todas las mascarillas con este problema».

En su nota, la Organización de consumidores explica que hay «mascarillas que no indican la certificación (ISO, EN…) que han seguido, con lo que no ofrecen garantías de que la filtración que anuncian sea real. Según las alertas RAPEX, en el último año se han detectado más de 80 mascarillas con este tipo de incumplimiento, lo que obliga a que se retiren del mercado, se prohíba su venta o se obligue a hacer cambios en el marcado del etiquetado. Entre esas mascarillas algunas llevan el marcado CE, pero sin indicar la certificación, por lo que no es válido. Otros, como vemos, ni siquiera incorporan esta marca: son los que señalamos como «Sin marcado CE»: desde el 31 de diciembre de 2020 solo pueden venderse en España mascarillas autofiltrantes que tengan el marcado CE en regla. , pero siguen llegando productos que no cumplen con esto».-



Source link