[ad_1]

La formación morada demanda a Exteriores que intensifique las gestiones diplomáticas

MADRID, 27 Feb. (EUROPA PRESS) –

Podemos e IU han denunciado la situación que padece el periodista Pablo González, arrestado en Polonia durante un año en régimen de aislamiento, y han pedido que se garanticen sus derechos, así como mayores gestiones diplomáticas al respecto desde el Ministerio de Exteriores.

Así se han expresado las dos formaciones en sendas ruedas de prensa sobre la situación de este reportero, a quien el Tribunal de Apelación de Lublin (Polonia) ha prorrogado la detención preventiva hasta el próximo 24 de mayo, según ha informado Reporteros Sin Fronteras (RSF).

Esta organización ha recordado que mañana hará una año que el periodista fue detenido por la Agencia Polaca de Seguridad Interior (ABW) en Przemysl, acusado de espiar para los servicios rusos.

El coportavoz estatal de Podemos, Pablo Fernández, ha denunciado que se están vulnerando los derechos de González durante el encarcelamiento en Polonia, al que se le mantiene aislado y sin comunicaciones con su familia.

De esta forma, ha tildado de «escandaloso» que esto suceda en la UE y en cualquier estado democrático, con un proceso además plagado de irregularidades. Por tanto, ha reclamado al departamento que dirige José Manuel Albares que intensifique sus labores diplomáticas y garantice un «mínimo de derechos» a este periodista.

Mientras, la portavoz federal de IU, Sira Rego, ha reseñado que González lleva un año «encarcelado, sin juicio y sin poder ver a su familia» en un país gobernado «por la extrema derecha».

«Un año sin ninguna garantía procesal y desde IU exigimos que se respeten sus derechos procesales, que haya un juicio justo y se aclare públicamente lo que ocurre con esta persona».

PERIODISTA ESPECIALIZADO EN LA ZONA

Pablo González está especializado en el espacio postsoviético y cubría la guerra en Ucrania y la crisis de refugiados en la frontera ucraniano-polaca para medios españoles como el diario Público y la cadena de televisión La Sexta. Hasta ahora, «no se han revelado elementos materiales de calado que justifiquen la detención de Pablo González».

Las autoridades polacas alegan que el periodista estaba en posesión de dos pasaportes con nombres diferentes, uno ruso y otro español, dando a entender que uno de ellos constituía una prueba de uso de identidad falsa con fines de espionaje, según explica RSF.

En el pasaporte ruso de González, el periodista consta como Pavel Rubtsov, pues utiliza el apellido de su padre; su documento español le identifica como Pablo González Yagüe, ya que usa los dos apellidos de su madre, quien decidió, con el acuerdo del padre, registrar a Pablo con su nombre y apellidos españoles cuando se divorciaron y ella se trasladó a España con su hijo siendo niño, en los años noventa.

[ad_2]

Source link