Hoy se presenta en nuestro país la nueva serie 6000 de procesadores Ryzen 7 de AMD para computadoras portátiles; probamos una notebook con este procesador, una Asus ROG Strix G15 G513 dedicada al segmento gamer, que estuvimos probando unos días.

Vino enfundada en una amplia mochila que se destacaba por su sobrio diseño y un detalle estampado, respondiendo a sus iniciales ROG, con la leyenda “Republic Of Gamer”. La mochila fue de mucha utilidad para transportar la notebook que, si bien pesa 2 kilos, es algo voluminosa, en parte por todo el hardware de última generación que incluye dentro del gabinete y el prominente cargador.

En la caja encontramos, además de la portátil, diferentes accesorios por separado. Por un lado, la fuente de alimentación y su cable de corriente; también una webcam para realizar streaming o videollamadas, y un mouse para utilizar en los juegos.

La construcción de esta notebook es realmente exquisita. Con la tapa cerrada se destacan sus detalles en aluminio opaco en donde sobresale el logo de ROG (que se ilumina con la PC encendida). Tanto en su parte trasera como en sus laterales, encontraremos toberas de ventilación para mantener refrigerado el equipo, sobre todo cuando se lo exige al máximo con los últimos juegos con altos requerimientos de hardware. Como nos tiene acostumbrado Asus, los detalles están a la orden del día: en este caso llama la atención una cubierta negra con lunares blancos y verdes ubicada en la parte de atrás que le da un toque diferencial a su diseño.

Con la notebook abierta nos encontramos con la distribución y construcción clásica de una notebook destinada al mercado de videojuegos. Teclado retroiluminado, las teclas WASD en trasparente y un amplio touchpad. En este modelo se destacan unas luces LED RGB que recorren la parte de abajo del equipo e iluminan el escritorio cuando la estamos usando.

Las teclas clásicas para juegos, destacadas en la Asus ROG Strix G15 G51
Las teclas clásicas para juegos, destacadas en la Asus ROG Strix G15 G51

La descripción anterior se aplica a casi cualquier notebook gamer de primera marca, si no fuese por sus atributos: esta Asus ROG equipa la última tecnología de AMD. Esto es así porque incluye el procesador AMD Ryzen 7 6800h con arquitectura Zen 3+, un CPU de 8 núcleos (16 subprocesos) con una velocidad base de 3,2 GHz y que puede trepar hasta los 4,7 GHz. El chipset soporta (e incluye) memoria DDR5 y trae gráficos integrados AMD Radeon 680M, que ofrecen la posibilidad de configurar el monitor externo con una tasa de refresco de 144 Hz en una resolución de 3440 x 1440 pixeles o en 3840 x 2160 pixeles a 60 Hz. Sin embargo, este modelo de Asus utiliza gráfica Geforce RTX de Nvidia, puntualmente el modelo 3050. Además, incluye 16 GB de RAM DDR5 y un SSD de 500 GB para el almacenamiento.

El equipo de Asus posee una pantalla de 15″ con resolución Full HD (1920 x 1080 pixeles). En cuanto a conectores, libera su lomo derecho y carga todo sobre su parte traser,a en donde se encuentra el puerto de carga, dos puertos USB-C, conector Ethernet y salida HDMI. En su costado izquierdo se encuentran dos puertos USB-A 3.2 y salida de audio de 3.5 mm.

La ROG Strix G15 G513 incluye Windows 11 que, luego de la configuración inicial y gracias a su hardware, arranca en tan solo unos segundos. Durante la configuración de bienvenida, sumé mi cuenta de Xbox Game Pass Ultimate para probar el equipo en su terreno de juego.

Lo primero fue echar unas carreras en Forza Horizon 5 con la configuración gráfica a tope: en Full HD y con todos los detalles al máximo, en donde el trazado de rayos hace la diferencia en uno de los mejores juegos de autos del momento. La jugabilidad fue excelente, gracias al rendimiento del procesador y a la potencia de la placa gráfica, que hizo que los fotogramas por segundo no bajaran de los 60.

Los conectores traseros de la Asus ROG Strix G15 G51
Los conectores traseros de la Asus ROG Strix G15 G51

Luego llegó el momento del Age of Empires 4, y la frutilla del postre para constatar el rendimiento del hardware: Flight Simulator. Es sabido que el simulador de vuelo de Microsoft es uno de los títulos con más requerimientos de hardware. Además, tiene un avanzado sistema de configuración, permite adaptar cada detalle gráfico del juego. Como no podía ser de otra manera, puse todo en “ultra high” y no hubo resistencia a la hora de surcar los cielos en alta definición.

Lo interesante en este punto es que, con toda la demanda de rendimiento, la portátil no levanta temperatura. Aunque es algo ruidoso, su sistema de refrigeración cumple con creces.

Para ser más preciso en los testeos, instalé el software 3DMark en su última versión y corrí los demos Time Spy y Fire Strike. Ambos fueron seteados en resolución Full HD, filtro trilinear y todos los efectos activos, dando como resultado rendimientos entre los 40 y 60 fotogramas por segundo.

No está de más decir que para las tareas cotidianas el Ryzen 7 6800h es un procesador al que le sobra potencia. Si bien no lo probamos, este procesador, con esta configuración en el equipo de Asus, también se vuelve una interesante opción para quienes se dedican a la edición y producción de audio y video, diseño 3D y diseño gráfico.

Tanto por su desempeño como por su diseño, la ROG Strix G15 G513 es una interesante opción dentro de las laptops último modelo para quienes están pensando en adquirir una portátil gamer. Tiene un precio base sugerido, en el país, de 450.000 pesos.



Source link