[ad_1]

La Dirección General de Tráfico prevé uno 16 millones de desplazamientos durante esta Semana Santa. Por lo que durante la conducción hay que tener mucho cuidado, tanto en autopistas como en las carreteras convencionales, las más peligrosas según la DGT.

Y las lesiones más frecuentes en las colisiones que se producen en carretera son las lesiones de columna, sobre todo los latigazos cervicales. Hablamos de una patología que afecta a ocho de cada diez conductores, provocada por un mecanismo de aceleración-desaceleración en accidentes por colisión de vehículos con impacto posterior o lateral, que transmite su energía al cuello, según explica la Sociedad de Traumatología y Cirugía Ortopédica de la Comunidad Valenciana

¿Qué es el latigazo cervical?

Según explica el doctor Fernando Corbí, traumatólogo y responsable de la unidad de tráfico del Hospital Vithas Valencia 9 de Octubre, “el esguince o latigazo cervical es una lesión muy común que se produce a la altura del cuello y que suelen ser más frecuentes en accidentes por alcance con otro vehículo, es decir, cuando se recibe un golpe por detrás. Tiene lugar por un daño en las vértebras del cuello, que suele requerir uso de collarín, y desemboca en dolores de cabeza, cuello y mareos”.

Este tipo de lesiones presenta diferentes tipos de gravedad dependiendo de varios factores, como por ejemplo la velocidad del impacto o el tipo de coche ya que coches grandes suelen encajar mejor el golpe que coches pequeños. 

“Además, -comenta el especialista-, si hemos visto venir el accidente instintivamente nuestro cuerpo se prepara para recibir el golpe pero si es por sorpresa, nos suele pillar desprevenidos y eso aumenta la gravedad de la lesión”.

El esguince o latigazo cervical afecta a ocho de cada diez conductores que sufren una colisión. Antonio Diaz. Freepik.


Síntomas del latigazo cervical

“Los síntomas más comunes, -tal como explica Matthis Beley, fisioterapeuta de la unidad de tráfico del Hospital Vithas Valencia Consuelo-, son dolor a nivel cervical que limita los movimientos del cuello; dolor y/o hormigueo en hombros, brazos o incluso manos; mareos, náuseas, vértigos y dolor de espalda media y/o espalda baja”.

Pero el especialista advierte de que “dependiendo del contexto del paciente y del tipo de accidente pueden aparecer todos estos síntomas o solo alguno”.

Lo más curioso de esta lesión es que, en muchas ocasiones los efectos del latigazo cervical, no se manifiestan inmediatamente después de producirse la colisión, sino que pueden transcurrir más de 24 horas antes de notar los primeros síntomas, como dolor de cuello, vértigos, mareos y dolor en las extremidades superiores.

Cuando surgen, es esencial acudir a un centro médico con el fin de iniciar cuanto antes el tratamiento. “Este tipo de lesiones precisa un tratamiento médico especifico, fisioterapia y en muchas ocasiones la sintomatología puede durar hasta 60-90 días», afirma el doctor Corbí.

Tratamiento

Respecto al tratamiento, el doctor Juan Vicent Vera, cirujano ortopédico y traumatólogo del Hospital Vithas Castellón comenta que “el latigazo cervical es una lesión leve, pero que debe ser tratada por personal cualificado. En la mayoría de los casos se recupera completamente a los 2-3 meses del tratamiento”. 

Es en el caso de que se trate, porque si se deja pasar las consecuencias se pueden arrastrar posteriormente. “Los pacientes no tratados pueden experimentar secuelas hasta en el 15-20% de los casos. Las más frecuentes son dolor cervical crónico, cefalea, alteraciones sensitivas en los brazos y síndrome vertiginoso”, explica el doctor Vera.

Accidente en Tarancón DGT


Se puede prevenir

Además de los consejos habituales a la hora de conducir (no consumir alcohol, no superar la velocidad máxima recomendada, usar el cinturón de seguridad, etc), existen formas para prevenir el esguince cervical. 

Así lo explica el coordinador de la unidad de Fisioterapia del Hospital Vithas Medimar, Adrián Zafra, para el que “la prevención es esencial para evitar el latigazo cervical en accidentes de tráfico y requiere que le prestemos especial atención al uso correcto del reposacabezas”. 

“Este elemento está diseñado precisamente como soporte de seguridad. En este sentido, una vez ocupemos nuestra plaza, debemos tener siempre la cabeza a unos 4 cm de distancia del reposacabezas. Asimismo, los ojos deben estar a la misma altura que la parte más dura del este soporte y el asiento de los ocupantes del vehículo no debe estar reclinado más de 25 grados”.

El tratamiento de fisioterapia para el Síndrome del Latigazo Cervical tiene como objetivos: disminuir el dolor y las contracturas musculares, recuperar la movilidad y la amplitud completa del movimiento y evitar o eliminar la atrofia.

[ad_2]

Source link