(CNN) — Una de las estrellas del Ballet Bolshoi de Moscú, Olga Smirnova, renunció a la compañía por la invasión rusa de Ucrania y en su lugar bailará para el Ballet Nacional Holandés en Amsterdam.

La medida se produce después de que la bailarina nacida en San Petersburgo denunciara el conflicto y dijera que «se ha trazado una línea».

En un comunicado publicado el miércoles, el Ballet Nacional Holandés dijo que Smirnova había sido «recibida con los brazos abiertos». Se espera que haga su debut allí con su puesta en escena de «Raymonda», que se estrena a principios de abril.

Smirnova se unió al prestigioso Ballet Bolshoi en 2011, antes de asumir los papeles principales en las representaciones de «El lago de los cisnes» y «Giselle», entre otras. Desde entonces, ha realizado giras internacionales con la compañía y ha aparecido como artista invitada para el American Ballet Theatre y el Vienna State Ballet.

«Nunca pensé que me avergonzaría de Rusia»

Smirnova, cuyo abuelo es ucraniano, escribió en Telegram que está “en contra de la guerra con todas las fibras de mi alma”.

«Nunca pensé que me avergonzaría de Rusia», escribió en el comunicado, que luego volvió a publicar el Ballet Nacional Holandés. “Siempre he estado orgullosa del talentoso pueblo ruso, de nuestros logros culturales y deportivos. Pero ahora siento que se ha trazado una línea que separa el antes y el después.

“Me duele que la gente muera, que la gente pierda el techos sobre sus cabezas o se vean obligados a abandonar sus hogares. ¿Y quién hubiera pensado hace unas semanas que todo esto sucedería? Puede que no estemos en el epicentro del conflicto militar, pero no podemos permanecer indiferentes ante esta catástrofe global».

Olga Smirnova actuando en «Casse-Noisette et Compagnie» (Cascanueces y compañía), una creación del bailarín y coreógrafo francés Jean-Christophe Maillot, en Mónaco en 2015. Crédito: Valery Hache/AFP/Getty Images

En un comunicado, el director artístico del Ballet Nacional Holandés, Ted Brandsen, describió a Smirnova como una «bailarina excepcional a la que admiro mucho, mucho».

«Es un privilegio tenerla bailando con nuestra compañía en los Países Bajos, incluso si las circunstancias que impulsaron este movimiento son increíblemente tristes», agregó.

Otras renuncias

El anuncio llega poco más de una semana después de que otros dos miembros del Bolshoi –el solista brasileño David Motta Soares y el bailarín principal italiano Jacopo Tissi– anunciaron su renuncia. Al explicar su decisión a través de Instagram, Tissi dijo que las acciones de Rusia lo dejaron «incapaz de continuar con mi carrera en Moscú», y agregó que «ninguna guerra puede estar justificada».

El director musical del Teatro Bolshoi, Tugan Sokhiev, también renunció a principios de este mes, en medio de una creciente presión para condenar la invasión. En una larga declaración, también anunció su renuncia a la Orquesta Nacional del Capitolio de Toulouse, diciendo que los llamados para que hablara lo dejaron con «la opción imposible de elegir entre mis amados músicos rusos y mis amados músicos franceses».

Una de las compañías de ballet más antiguas del mundo, el Bolshoi se encuentra entre las más prestigiosas instituciones culturales, aunque tiene vínculos de larga data con el estado ruso.

Como resultado, la Royal Opera House del Reino Unido canceló una residencia de la compañía, programada para este verano, según un comunicado proporcionado a CNN.

Por otra parte, la decisión de la Ópera Metropolitana de Nueva York de dejar de trabajar con cualquier artista ruso u organización que apoye al presidente ruso Vladimir Putin significa que probablemente congelará su relación con el Bolshoi. Las dos instituciones están programadas para presentar una coproducción de «Lohengrin» de Wagner el próximo año.





Source link