[ad_1]

MÁS ALLÁ DE EUROVISIÓN

Elegida desde febrero por la cadena pública estatal del país, la artista Brunette lleva al festival una apuesta feminista que pone sobre la mesa la salud mental. Future Lover habla de lo díficil que es estar bien y parecerlo y se dirige a un amor ilusorio que no logra alcanzar.

Brunette -cuyo nombre real es Elen Yeremyan- es la cantante de 22 años que tiene el cometido de suceder a Rosa Linn, la apuesta armenia de la pasada edición. La joven cantautora que interpreta este año al país puede presumir de tener una carrera prematura como artista. Lleva afinando desde los cuatro años y empezó a componer sus propios temas siendo aún adolescente, con 15.

Hoy es una de las caras más famosas de Armenia. En 2022 lanzó temas como Bac kapuyt achqerd, que roza las 6 millones de visitas, o Smoke break, que acumula 3,4 millones. Además, la cantautora forma parte del grupo Project 12, formado por cuatro jóvenes artistas músicos y vocalistas.

La artista actúa en la segunda semifinal que se celebra de este 11 de mayo, en segunda posición, donde se juega el ansiado pase a la gran gala final del sábado 13 de mayo. Su empoderamiento ha sido definitivo con la aparición estelar que hizo en la alfombra roja del pasado domingo, en la que eclipsó moviéndose delicadamente para lucir el outfit de la jornada.

Future Lover, un R&B que destila feminismo y salud mental

La nueva voz presenta un tema feminista y reivindicativo con un R&B que rompe con un rap y recuerda a cómo sería un colapso mental si tuviera forma de canción. Colapsos de los que habla la artista, que admitió el pasado domingo durante la alfombra roja que le cuesta hablar de ello: «Está bien sentirse mal a veces, tener ataques de pánico si estás sufriendo».

Ese es el mensaje que se repite en su tema: «I decide to be good, do good, look good» (en español, He decidido ser buena, hacer el bien, vestir bien). Y es de las favoritas. Su estética cuidada y potente sobre el escenario pasa por un juego de luces con colores y texturas que acompañan a lo que suscitan los distintos ritmos que atraviesa la canción. El rap que introduce para romper arriesga y contrasta con la introducción del tema.

El recorrido de Armenia en Eurovisión

El país asiático participa en el festival desde 2006, desde entonces solo se ha ausentado en 2012. Aunque no ha tenido la fortuna de ganar ninguna de las ediciones desde entonces, su debut obtuvo una muy buena posición: quedó octava. Repitió el año siguiente.

En 2014 consiguieron su mejor puntuación, 174 puntos y un 4º puesto. Ha estado en el top 10 en siete ocasiones.

Con el contador de las victorias a cero, Rosa Linn, la artista armenia que interpretó Snap en Eurovisión 2022 quedó en la vigésima posición en la gran final pero se convirtió posteriormente en un auténtico fenómeno internacional. La canción acumula millones de visitas en todas las plataformas (llegó a superar a nuestro Slomo) y ha sonado -y suena- en todas partes.



[ad_2]

Source link