La Comisión Europea ha lanzado este lunes oficialmente la reforma del mercado eléctrico europeo reclamada desde hace más de un año por España con la apertura de una consulta pública, que estará abierta hasta el próximo 13 de febrero, para recabar la opinión de gobiernos, empresas y consumidores. El objetivo de Bruselas, según ha explicado el Ejecutivo comunitario, es proteger mejor a los consumidores frente a la excesiva volatilidad de los precios, que se han disparado especialmente desde hace años y medio, apoyar el acceso a una energía segura, procedente de fuentes limpias, y aumentar la resiliencia del mercado.

“El mercado eléctrico europeo nos ha dado un buen servicio desde hace más de veinte años. Sin embargo, la crisis energética sin precedentes a la que nos enfrentamos demuestra que tenemos que adaptar al futuro la configuración del mercado de la electricidad, para que ofrezca a todos los beneficios de una energía limpia y asequible”, ha explicado en un comunicado la comisaria de energía, Kadri Simson. Las contribuciones permitirán a Bruselas conocer el sentir de las distintas partes afectadas antes de presentar su propuesta legislativa a finales de marzo. La propuesta pondrá el foco en garantizar que todos los consumidores tengan acceso directo a una energía limpia y asequible con contratos más estables, a largo plazo, y basados en los costes reales de producción. 

Bruselas sostiene que el sistema actual ha permitido a los europeos disfrutar de un “mercado eficiente y bien integrado” lo que ha permitido a la UE aprovechar “los beneficios económicos de un mercado único de la energía, ha garantizado la seguridad del suministro y ha estimulado el proceso de descarbonización”. Sin embargo, el sistema, también ha demostrado “algunas deficiencias”. Por ejemplo, “en la actual crisis de precios elevados y volátiles de la electricidad, la carga económica ha recaído en los consumidores finales” lo que pone de manifiesto que “es necesaria una reforma para proteger mejor a los hogares y las empresas frente a los elevados precios de la energía, aumentar la resiliencia y acelerar la transición prevista en el Pacto Verde Europeo y el Plan Repower. 

Cuatro ámbitos de revisión

Noticias relacionadas

La Comisión Europea espera ahora que la consulta ayude a perfilar la propuesta que presentan a finales del primer trimestre. La consulta se centrará en cuatro grandes ámbitos. En primer lugar, en reducir la dependencia de las facturas de electricidad del precio a corto plazo de los combustibles fósiles e impulsar el despliegue de las energías renovables. En segundo, mejorar el funcionamiento del mercado para garantizar la seguridad del suministro y utilizar plenamente alternativas al gas, como el almacenamiento y la respuesta de la demanda. En tercero, reforzar la protección y el empoderamiento de los consumidores. Y, por último, mejorar la transparencia, la vigilancia y la integridad del mercado.

El Ministerio de Transición ecológica ha recibido positivamente el anuncio porque corrobora la voluntad de Bruselas “querer entender dónde están las grandes preocupaciones de todos los actores en el mercado eléctrico”, han explicado en un comunicado. Al igual que Bruselas, el Ministerio que dirige Teresa Ribera considera que el mercado ha funcionado durante los últimos 25 años pero que ha llegado la hora de actualizarlo en base a un “modelo energético basado principalmente en las renovables que estamos construyendo”.



Source link