En los tiempos que corren, que algo que tenga que ver con la Inteligencia Artificial, nos parezca sorprende, original y distinto a lo que se suele ver en todo lo que es la tecnología a grandes rasgos, se convierte en noticia y en una facultad que todo el mundo pretende buscar y, por supuesto, probar.

Nos resulta impactante y curioso, por lo que nos sentimos atraídos por conocer qué es, cómo funciona y que características nos puede ofrecer en su funcionamiento.

Por eso hoy vamos a hablar de ChatGPT 3.6 de OpenAI y todo lo que nos ofrece, para que podamos disfrutarlo como se merece.

Sigue leyendo para tener toda la información.

¿Qué es ChatGPT?

Hablamos de un chatbot que utiliza el lenguaje basado en la Inteligencia Artificial GPT-3. Podemos decir que es un chat en el que el nivel de creatividad, compresión y naturalidad está muy por encima del resto de las herramientas similares.

Es un sistema que tiene más de 175 millones de parámetros introducidos y que es capaz de ir aprendiendo a medida que se va utilizando, por lo que no va a dejar de contar con expresiones o comentarios nuevos.

Cuanto más se interactúe, más preguntas se le hagan y más comentarios se le contesten, mayor será su aprendizaje e interactuación que logrará en el futuro.

Si algo es evidente es que, estamos ante una tecnología que tiene que mantener una conversación con nosotros y que, por lo tanto, debe entender aquello que le digamos en todo momento, dando igual como lo expresemos o las sintaxis que utilicemos.

Este nivel de comprensión está logrado, pero no solo se queda ahí, sino que también ofrece un nivel de respuestas tal, que se llega a olvidar que estamos hablando con una máquina.

En todo lo que es la conversación vemos un sistema con mucho que ofrecer, pero en lo que es la información ya está más limitado. Es decir, no esperemos que sea un Alexa o Google Assistant al que le pidamos cualquier cosa y nos lo encuentre por la red, puesto que no es tan completo todavía.

Puede hablar de todo, pero no lo sabe de todo. Además, lo han limitado bastante en temas que pueden generar polémica como el sexo, la religión o la raza.

Usar ChatGPT

Cualquiera puede utilizar ChatGPT, por lo que esto es algo que es de agradecer, ya que algunos de estos sistemas los suelen limitar en su uso.

Para ello hay que entrar en https://chat.openai.com desde cualquier dispositivo que pueda hacerlo, aunque nosotros aconsejamos que sea desde un ordenador, ya que será más fácil la visualización.

Lo primero que debemos hacer es crearnos una cuenta de OpenIA

Una vez que la tenemos veremos como aparece lo que es la interfaz, la cual no es nada espectacular, más bien extremadamente simple, donde podremos comenzar a hablar con el ChatBot.

Aunque veamos que está en inglés, con este sistema de Inteligencia Artificialvamos a poder hablar en español o en el idioma queramos, ya que nos va a entender de todas las maneras.

ChatGPT

Algo que resulta espectacular es que es capaz de recordar todo lo que le digamos, por lo que podremos tener una conversación y, en un momento dado, volver a hablar del mismo tema y nos hablará teniendo en cuenta lo que ya le hemos comentado.

Podremos interactuar con él, pero no es nada aconsejable que pongamos ningún tipo de información sensible nuestra, puesto que todo se quede registrado en los servidores de OpenIA, porque sigue en fase de desarrollo.

¿Qué se puede hacer?

ChatGPT

La verdad es que esta pregunta tiene una contestación de amplio espectro, ya que podremos hacer lo que queramos, no tendremos limitaciones, salvo las propias que tenga el sistema, bien sea por limitación de conocimientos e información o por querer tener ciertos temas a un lado.

Se le pueden plantear preguntas nada significativas, mantener una conversación sin contenido, intentar que nos proporcione cierto grado de información o procurar una conversación más técnica.

Se le podría pedir que nos busque un tutorial de algo o que nos muestre como entender un problema matemático que tenemos en el instituto, pasando por la biografía de un escritor que nos guste.

Puede traducir un texto, contar chistes, cantar canciones o incluso jugar al trivial con nosotros.

Todo esto debemos englobarlo bajo un sistema que al entrar ya nos advierte que ocasionalmente puede generar información incorrecta y que sus conocimientos son limitados.

Como habéis podido leer, la Inteligencia Artificial nos va a ofrecer una experiencia diferente, distinta y, sobre todo, futurista de lo que podrían ser las conversaciones virtuales en el futuro, acabando con los chats que vemos ahora mismo con todas sus limitaciones.



Source link