[ad_1]

Las cuentas siguen sin salir, pero la compañía se mantiene convencida que los aires están a punto de cambiar. Delivery Hero, el grupo alemán dueño de Glovo, perdió 620 millones de euros en 2022, un volumen que supone recortar los números rojos de un año antes (1.000 millones de euros, aproximadamente) casi a la mitad, pero que al mismo tiempo implica que el negocio sigue sin ser rentable. De todos modos, la empresa se ha mostrado convencida de que si no hubiese sido por los números rojos de Glovo su negocio ya habría dado frutos en este cuarto trimestre, un objetivo que, en cualquier caso, se mantiene en pie para este año.

Los cálculos de esta compañía con más de una década de trayectoria dictan que empezará a ganar dinero en la segunda mitad del año. A su favor juega que la cifra de ingresos no para de crecer: si en el primer trimestre del año, Delivery Hero facturaba 2.200 millones de euros, en el último ya son 2.500 millones; y si el año pasado se plantaba en diciembre con un volumen de negocio total de 7.200 millones de euros, ahora ya son 9.500 millones, un 32% más.

De acuerdo con esta radiografía, la mayoría vienen del mercado asiático (3.800 millones de euros), luego de la región que engloba el Medio Oriente y el norte de África (2.200 millones de euros) y, en tercer lugar, de la actividad en Europa (1.300 millones de euros). Delivery Hero es dueño de hasta 13 compañías de entrega de comida o la compra a domicilio.

“Cerramos otro trimestre con éxito”, analiza en un comunicado el consejero delegado y cofundador de Delivery HeroNiklas Östberg. “Hemos logrado mejorar nuestra posición de mercado en casi todos los países clave, al tiempo que hemos mejorado significativamente nuestra rentabilidad”, resume el mismo directivo, señalando como decisiones clave haberse centrado en los costes, haber aumentado la eficiencia operativa y haber entrado en el negocio de la publicidad al ofrecer a sus clientes opciones para promocionar sus ofertas de restauración.

Ajustes laborales

Noticias relacionadas

“El año pasado, toda la industria enfrentó varios desafíos y trabajamos arduamente para salir ganadores”, completa el director financiero de Delivery HeroEmmanuel Thomassin. “Ahora esperamos continuar por este camino en 2023, y nos complace confirmar que nuestro objetivo será alcanzar un ebitda [resultado antes de aplicar gastos contables como los impuestos o las amortizaciones] ajustado positivo (Glovo incluido) del 0,5% para todo 2023 y del 1% en el segundo semestre en concreto”, especifica.

En este caso, todo apunta que será determinante la reducción de costes en materia laboral que ya han avanzado tanto la empresa catalana como su matriz. Glovo ha anunciado que despedirá a 250 trabajadores en sus oficinas en los próximos meses (el 6,5% de su plantilla) y Delivery Hero, a otras 150 personas de la plantilla de Berlín (en este caso, un 4% del total). El objetivo es, precisamente, poder enseñar a los inversores los prometidos números verdes este año.

[ad_2]

Source link