Hoy dedicamos el programa a un tema relacionado con el medio ambiente y con el laicismo, o la contaminación acústica que provocan en muchas poblaciones las llamadas a la oración de las iglesias católicas. No es un tema menor las molestias y trastornos que esos y otros ruidos pueden provocar en las personas, que ha hecho a la Unión Europea dictar normativas específicas sobre máximo de decibelios permitidos y regulación de actividades ruidosas. Estas normativas están asumidas y desarrolladas ya en la mayoría de los ayuntamientos. Pero parece que, como en otros aspectos, cuando se trata de aplicarlas a instituciones como la Iglesia, existe un diferente trato de la administración pública, incumpliendo a la vez las normas de medio ambiente y el mandato constitucional de aconfesionalidad del Estado. Hoy entrevistamos a Jose Carlos, un ciudadano lucentino que lleva meses peleando por algo tan sencillo como que se regule según ley los ruidos de las campañas de las iglesias cercanas a su vivienda.



Source link