PEDRERA (SEVILLA), 8 Feb. (EUROPA PRESS) –

El alcalde de Pedrera (Sevilla), Antonio Nogales (IU), ha celebrado una reunión con el Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu, para que interceda en la demanda de que sea activada de una vez la nueva variante ferroviaria de Aguadulce dados los meses transcurridos desde que en abril de 2020, el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) y la Consejería de Fomento e Infraestructuras de la Junta de Andalucía acordasen la cesión del tramo de la plataforma del Eje Transversal de Andalucía donde fue construido dicho trazado ferroviario, destinado a restituir la circulación de trenes entre Pedrera y Osuna.

En este sentido, el Ayuntamiento de Pedrera denuncia la “dejación de funciones” en la que incurren los gobiernos autonómico y central al no solucionar esta situación, que mantiene bloqueado el tráfico ferroviario entre dicha localidad y Osuna. “Queremos una solución y ya estamos cansados de esperar”, ha manifestado Antonio Nogales, mientras la Oficina del Defensor del Pueblo Andaluz ha señalado su compromiso de “impulsar la colaboración institucional necesaria que permita garantizar el derecho a la movilidad” de la ciudadanía de la zona.

EL CONFLICTO DE LA VARIANTE DE AGUADULCE

Todo gira en torno a la situación suscitada después de que en octubre de 2018, las fuertes precipitaciones derribasen el puente ferroviario que cruzaba el río Blanco en el término municipal de Aguadulce, extremo por el cual quedó interrumpida la conexión por tren entre Pedrera y Osuna, actualmente cubierta mediante transbordos en autobús.

La situación llevó al Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), dependiente del Ministerio de Fomento, a realizar el montaje de la nueva vía, la denominada variante ferroviaria de Aguadulce, aprovechando la plataforma del Eje Transversal de Andalucía promovida tiempo atrás por la Junta de Andalucía.

Y aunque tales obras finalizaron en abril de 2019, la entrada en servicio de la vía y la restitución de la conexión por tren entre Pedrera y Osuna están aún a la espera de que el Estado y la Junta firmen un convenio gracias al cual este tramo de 9,3 kilómetros se incorpore a la Red Ferroviaria del Estado, requisito administrativo previo a la reanudación de las operaciones ferroviarias.

Las negociaciones entre ambas partes duraron meses y meses, con no pocos contactos, pesando un prolongado desacuerdo entre las administraciones estatal y autonómica respecto a los términos de la cesión, mientras el tráfico ferroviario entre Osuna y Pedrera seguía interrumpido.

EL ACUERDO ALCANZADO

A finales de abril de 2020, finalmente, ADIF y la Consejería de Fomento alcanzaron un acuerdo para desbloquear la cesión de dicho tramo de línea ferroviaria a la entidad estatal.

El convenio, como se informaba en su momento, contempla una concesión demanial de la Junta de Andalucía en favor de ADIF, respecto a los 9,3 kilómetros de la plataforma del Eje Transversal de Andalucía donde fue construido el nuevo trazado ferroviario, abonando la Administración estatal a la autonómica un precio que deberá ser fijado mediante el procedimiento de valoración establecido en el texto.

No obstante, el convenio aún no ha sido firmado como tal, por lo que la nueva variante ferroviaria no está aún a disposición de ADIF y el tráfico de trenes entre Osuna y Pedrera sigue pendiente de ser restituido.



Source link