MADRID, 25 Nov. (EUROPA PRESS) –

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico ha lanzado a información pública, hasta el próximo 3 de diciembre, dos órdenes ministeriales con las bases reguladoras para conceder ayudas a proyectos de hidrógeno de origen renovable y facilitar su penetración en sectores de difícil descarbonización.

En concreto, una de las órdenes apoyará proyectos pioneros y singulares, que combinen, de manera integrada, producción, distribución y uso del hidrógeno en una misma ubicación, mientras que la otra apoyará el impulso del conocimiento técnico y la capacidad productiva mediante el desarrollo de avances tecnológicos y prototipos a lo largo de la cadena de valor del hidrógeno, así como de instalaciones de ensayo y nuevas líneas de fabricación, informó el Ministerio.

Las ayudas reguladas por estas órdenes se enmarcan dentro de la Componente 9 ‘Hoja de ruta del hidrógeno renovable y su integración sectorial’ en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR), y en particular, en su ‘Inversión 1, Hidrógeno renovable: un proyecto país’.

El importe de la ayudas a conceder se determinará en las convocatorias, y, para el caso de actividades económicas, de acuerdo a las intensidades y límites establecidos para cada tipo de beneficiario por el Reglamento (UE) 651/2014 de la Comisión, de 17 de junio de 2014 (RGEC).

EL IDEA GESTIONARÁ LAS AYUDAS.

El Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) se encargará de gestionar las ayudas. Se otorgarán en régimen de concurrencia competitiva y se instrumentarán como una subvención, que se percibirá por el beneficiario, con carácter definitivo, una vez se verifique la ejecución del proyecto y se acrediten los costes subvencionables incurridos. Será necesario que los proyectos respeten el principio de «no causar un daño significativo» al medio ambiente.

Las convocatorias podrán fijar un límite máximo de ayuda por proyecto y beneficiario, así como una inversión mínima por proyecto, y asignar un presupuesto máximo por tipología de actuación.

Además, la adjudicación de las ayudas se realizará atendiendo a criterios de valoración como las características técnicas, incluyéndose la relevancia de los objetivos del proyecto, el nivel de madurez de la tecnología y el grado de innovación aportado; o la financiación privada, valorándose positivamente la provisión de una mayor financiación privada en el proyecto por cada euro de financiación pública.

También se tendrá en cuenta la viabilidad del proyecto o el impacto del proyecto, valorándose criterios de replicabilidad/escalabilidad, potencial de mercado de las nuevas tecnologías o de creación y divulgación del conocimiento adquirido en el proyecto, entre otros.

La hoja de ruta del hidrógeno del Gobierno apunta a alcanzar una potencia de electrólisis de 300 megavatios (MW) a 600 MW en 2024 y de 4 gigavatios (GW) en 2030, un 10% del objetivo comunitario.



Source link