«Lo que está haciendo el hijo de Antoni Caimari con la Fundació ACA es inmoral y una falta de respeto, es un chantaje». Así de contundente se manifiesta Miquel Àngel Tortell, secretario del Patronato de la Fundació ACA de Búger, en referencia a la última petición de Antoni Caimari Caldés. El primogénito del fundador de la institución reclama el historial de auditorías y actas de las reuniones de dicho patronato, y el pago de un alquiler a su familia por las marcas que usa la Fundació y que están registradas a su nombre con el fin de sufragar los cuidados de su padre.

«Antoni Caimari Caldés puede consultar cuando quiera todas las auditorías, que se hacen cada año, y el resto de documentos cuando quiera, están a su disposición», responde Tortell, quien añade: «Que nos haya enviado un burofax demuestra cómo está haciendo las cosas, personalmente me está sorprendiendo mucho esta actitud». Además, considera que «el hijo de Caimari pensaba que iba a heredar la Fundació y las cosas no son así, su patrimonio lo tiene su madre , que es la exmujer de su padre», que incluye, según Tortell, «chalés y otras propiedades». Además, el secretario del Patronato afirma que «Antoni Caimari no está viviendo en una ‘casita’, está ocupando celdas de la Fundació».

Alquiler

Sobre la petición de un alquiler por las marcas que la familia de Caimari tiene registradas, Tortell aclara que «es un tema que se hablará en la reunión del Patronato», que será el 15 de este mes.



Source link