• La reina Isabel ha reaparecido en público del brazo de su hijo Andrés, al que retiró sus títulos militares tras el escándalo de presuntos abusos sexuales


  • Desde Máxima a Letizia, las casas reales europeas se han dado cita en el homenaje al marido de la reina de Inglaterra


  • Felipe y Letizia asistían a la misa en Londres el mismo día que se analizaba la demanda de Corinna Larssen al rey emérito

No cabía más sangre azul por metro cuadrado en la Abadía de Westmister (Londres) para rendir homenaje, un año después, a Felipe de Grecia, duque de Edimburgo, marido de la reina Isabel II y fallecido el  9  de abril de 2021..

La gran incógnita hasta el último minuto era si ella, la monarca y esposa, iba a aparecer. Y tanto que lo ha hecho. Tras meses sin salir del castillo de Windsor, Isabel II ha asistido al funeral de su esposo del brazo del príncipe Andrés, su hijo favorito y ahora caído en desgracia por un caso de supuesto abuso sexual.

Todo un mensaje a la sociedad británica ahora que todas las miradas estaban puestas en ella.

Pese a sus problemas de movilidad (va en silla de ruedas) Isabel II ha recorrido digna y andando varios metros hasta llegar a su asiento, aunque ha entrado por un lateral para reducir la distancia. No hay que forzar.

Las lágrimas de la reina 

Es «mi roca», así definía Isabel II a su difunto esposo Felipe. A sus 95 años y tras 73 años de matrimonio, la reina echa de menos a su compañero. Durante la ceremonia se ha visto a la monarca con ojos empañados, e incluso no ha podido evitar alguna lágrima por su difunto marido.

gettyimages-1239588047-594x594 (1)

La reina Isabel II llega acompañada de su hijo, el príncipe Andrés al funeral por su marido.Getty Images

Vestida de verde, en homenaje a su esposo, al igual que su hija Ana y la duquesa de Cornualles, Camila Parker. La reina de Inglaterra ha seguido toda la ceremonia al lado de su hijo Carlos, el eterno heredero.

Letizia, de verde Kate, mientras Corinna mantiene la acusación contra el emérito

gettyimages-1388367744-594x594

Los reyes de España a su llegada al funeral por el Duque de Edimburgo.Getty Images

Al ser una ceremonia de Acción de Gracias el luto no era obligatorio, y la reina Letizia se ha sumado al verde de las Windsor. La reina española también ha querido mostrar su respeto al difunto Duque de Edimburgo llevando su color favorito, el verde inglés.

Curiosamente el abrigo vestido que llevaba Letizia es muy similar al empleado por Kate Middleton, la duquesa de Cambridge en otra ocasión. Algunos consideran que además homenajea a su marido Felipe VI. Para los muy monárquicos, «verde» significa en acróstico «Viva El Rey De España».

Toda la realeza europea entre los 1.800 invitados

La entrada a la Abadía de Westminster se ha convertido en una auténtica pasarela de ‘royals’. El impresionante abrigo capa de Máxima de los Países Bajos , que llegaba junto a su esposo el rey Guillermo de Orange y su suegra, la exreina Beatriz, causaba sensación.

gettyimages-1239586494-594x594

La familia real de los Países Bajos entra en la Abadía de Westminster (Londres).Getty Images

De azul, la reina Silvia de Suecia, junto a su esposo. La monarca sueca ha optado por el color azul, dado que era el color del duelo en la antigua Inglaterra.

gettyimages-1239586483-594x594 (1)

Los reyes de Suecia llegan al homenaje al marido de la reina de Inglaterra.Getty Images

Los Duques de Cambrigde, William y Kate, han llegado dando la mano a sus sus dos hijos mayores, George, de ocho años,  y Charlotte, de seis. Los dos han saludado a los presentes con gestos simpáticos y no se han movido de su asiento, siempre bajo la mirada atenta de sus padres.Kate Middleton ha optado por un favorecedor vestido negro con topos blancos y un sombrero a juego. No iba de verde como el resto de las mujeres de la familia real.

gettyimages-1388366406-594x594

Los duques de Cambridge con sus hijos salen del homenaje a su abuelo.Getty Images

Ni el príncipe Harry ni su esposa Megan Markle han asistido al oficio religioso, tal y como adelantaron hace semanas.

Una vez concluída la ceremonia, la reina Isabel II se ha despedido de los religiosos que han oficiado el acto y se ha dirigido a la puerta caminando. Una vez en la calle, un coche la ha llevado de vuelta a Windsor.





Source link