Manuel Vaca de Osma Mazars

Conocida como la quinta “big four” Mazars es una compañía internacional especializada en auditoría, consultoría y financial advisory. Algunos de sus principales clientes son el Banco de España, el FROB o el Grupo BNP Paribas. Los resultados de la firma son más que positivos y, poco a poco, va reduciendo la desventaja con respecto a Deloitte, PricewaterhouseCoopers (PwC), KPMG y Ernst & Young (EY). Y es que, Mazars ha duplicado su tamaño en los últimos diez años para convertirse en una organización internacional con presencia en más de 90 países y en 7 ciudades españoles.

Hablamos con Manuel Vaca de Osma, socio de consulting y experto en transformación digital de Mazars para que cuente su experiencia en la transformación digital de compañías y la readaptación de sus modelos de negocio y ahorro de costes con la implementación de nuevos productos, aplicando la inteligencia artificial y la robótica.


Entrevista con Manuel Vaca de Osma, socio de consulting y experto en transformación digital de Mazars

¿Por qué es necesaria una empresa como Mazars?

Mazars es una compañía para el mundo de hoy, y lo que es más importante en estos tiempos, también para el de mañana. Tenemos un muy buen posicionamiento en el segmento de Entidades de Interés Público en el que se encuentran compañías cotizadas, entidades financieras y grandes empresas, tanto en el ámbito de la consultoría (por ejemplo, trabajamos para la mayoría de entidades bancarias en nuestro país) como en el de la auditoría, en donde somos la quinta firma en dicho segmento.

Contamos con un modelo único en el sector, somos una firma totalmente integrada con un equipo transversal entre sectores, servicios y mercados con el que, por ejemplo, damos una respuesta única al Banco Central Europeo en sus peticiones. También estamos desarrollando y potenciando servicios en áreas clave para el futuro de las empresas como transformación digital o el compromiso con la sostenibilidad.

¿Cómo está afectando la crisis provocada por el coronavirus?

La crisis de COVID-19 ha provocado que tanto sociedad como empresas se muevan en un entorno hostil de forma precipitada y abrupta, sin tiempo de adaptación. Además de ser una emergencia de salud pública, COVID-19 ha afectado a los negocios en todos los sectores. Frente a esta situación de amenaza e incertidumbre, las empresas, más que nunca, necesitan seguridad y confianza en el futuro. En Mazars estamos preparados para ayudarlas en este tiempo de recuperación. Estamos ayudando a las empresas a afrontar sus retos de negocio en el actual contexto con, por ejemplo, servicios de transformación digital y productos basados en Inteligencia Artificial, imprescindibles para ayudarlas a readaptar sus modelos de negocio y ahorrar costes.

¿Saben las empresas qué es y qué les aporta la transformación digital?

La digitalización es una palanca que ayuda a las empresas a adaptarse a los nuevos requerimientos de su entorno, y especialmente de sus clientes, y permite a las compañías transformar todos sus procesos tales como la producción, la relación con proveedores, los RRHH o las finanzas con el fin de facilitar esa adaptación. La tecnología está en todas partes y no podemos obviarlo, por lo que en el ámbito de los negocios es fundamental encontrar y conocer cuáles son las tecnologías adecuadas para el crecimiento de la empresa, ya sea la inteligencia artificial, el blockchain, el IoT o cualquier otra que pueda sernos de utilidad. Existen muchos ejemplos sobre cómo la tecnología ha funcionado bien a nivel mundial, y conocer y analizar estas experiencias permite aprender de ellas y aplicar este conocimiento a nuestra propia inversión e implementación, siempre adaptándolas a cada circunstancia. Todo ello teniendo claro que, al final, lo más importante no es diseñar una estrategia digital sino una estrategia que te ayude a alcanzar el éxito en la actual era digital.

¿Cómo están afrontando las empresas españolas la transformación digital?

La pandemia ha significado un auténtico punto de inflexión y ha decantado la balanza a favor de la digitalización incluso entre los negocios más reacios. Las empresas han comprobado que la transformación digital es un imperativo para mantener la actividad, pero también para ser más competitivas. Y esa es precisamente la clave: ya no se trata solo de digitalizar un negocio, es hacerlo de manera estratégica, de acuerdo con el modelo de negocio y las peculiaridades del sector, e implicando a toda la organización. Aunque queda mucho camino por recorrer, ya estamos avanzando en esa dirección.

¿Cuál es la estrategia de Mazars para los próximos meses?

Tenemos el tamaño necesario para seguir creciendo gracias a un modelo único basado en una estructura integrada que nos permite atender las necesidades de clientes globales y locales en todo el mundo. Si bien la auditoría sigue siendo una parte muy importante de nuestro negocio, somos una firma multidisciplinar con una oferta muy robusta en servicios de consultoría (hemos doblado los ingresos en esta área en los últimos cuatro años), financial advisory o asesoramiento legal y fiscal. Somos una firma con una gran especialización sectorial, referente en banca, seguros y retail, pero queremos potenciar otros sectores clave para el futuro como las energías renovables. Para ello, estamos redoblando los esfuerzos para seguir siendo una firma ágil, flexible y moderna con talento especializado y de gran calidad.

¿Existe una apuesta por la sostenibilidad?

Completamente. En Mazars estamos comprometidos con la sostenibilidad en todos los ámbitos, tanto dentro como fuera de nuestras oficinas. Ayudamos a nuestros clientes a mejorar el impacto de su negocio en la sociedad, con servicios relacionados con el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible o la implementación de los criterios ESG. Por poner un ejemplo, el equipo de Sostenibilidad y Cambio Climático de Mazars en España ha asesorado a Grifols en su proceso de incorporación a los Dow Jones Sustainability Indices (DJSI). Y también trabajamos para generar un impacto positivo entre nuestros profesionales y nuestro entorno, con iniciativas encaminadas a la conciliación y la flexibilidad, o la reducción de la huella de carbono en las oficinas.



Source link