restos plaza españa
Foto: Comunidad de Madrid

Formarán parte de una ruta arqueológica que se prepara en la zona

Tras encontrarse los restos del palacio del Godoy y los contrafuertes de Bailén, vuelven a hallarse nuevos vestigios arqueológicos en las obras de renovación de la Plaza de España. En este caso, pertenecen al camino de ronda del Cuartel de San Gil, cuya demolición dio lugar a la actual Plaza de España en 1908.

Se trata de un muro de contención construido para confirmar la plataforma horizontal sobre la que Sabatini construyó esta instalación militar que, entonces (siglo XVIII), ocupaba el espacio actual de Plaza de España. Se han encontrado una serie de muros de planta semicircular, conformados por arcos de medio punto, con una altura aproximada de cuatro metros.

restos plaza españa
Foto: Comunidad de Madrid

El hallazgo se ha producido durante la excavación del túnel de Ferraz, bajo la losa, al final de la calle Ventura Rodríguez. Al encontrarse a mayor profundidad, no podrán ser conservados in situ, pero se desmontarán y trasladarán por partes a la superficie. Allí se restaurarán y consolidarán en su posición final. En el pavimento se incorporará un mapa en relieve que describirá la situación original de los restos y explicará su traslado.

Los tres descubrimientos -restos del Palacio de Godoy, contrafuertes de Bailén y camino de ronda del Cuartel de San Gil formarán parte de una nueva ruta arqueológica peatonal que prepara el Ayuntamiento de Madrid junto con la Comunidad. Se colocará en el espacio entre el Palacio Real y el Templo de Debod.

Cada uno de los puntos de interés se vinculará con la evolución de la historia de Madrid. Irá desde el origen de este entorno a las importantes transformaciones operadas por el arquitecto Sabatini en el siglo XVIII, comparables con las actuales.

ruta arqueológica plaza españa

Junto a ellos, se incluirá en el pavimento un mapa en relieve que describirá la situación original y contextualizará la estructura. Además, se reserva un espacio, junto a los restos del Palacio de Godoy, para albergar un Centro de interpretación.

El futuro de los restos arqueológicos encontrados en la Plaza de España

Desde agosto de 2019, no dejan de aparecer restos arqueológicos en el transcurso de las obras de renovación de la Plaza de España que, incluso, ha obligado a paralizarlas temporalmente en ocasiones. Finalmente, podrían estar terminadas antes de que acabe el año.

Los primeros hallazgos corresponden a la planta baja y el sótano del Palacio de Godoy, demolido en parte en los años 30 del siglo XX. Los restos que todavía estaban en pie, habían permanecido enterrados bajo el pavimento de la calle Bailén.

Tras su limpieza y consolidación, se construirá una cubierta de estructura metálica para proteger los restos de los agentes atmosféricos y permitir que sean visitables. Se apoyará sobre una estructura de hormigón completamente independiente de la obra de fábrica de los restos encontrados.

Uno de los apoyos será un muro de hormigón construido como prolongación de la pantalla del túnel y el otro se configurará con una serie de micropilotes entre los restos y la galería existentes. Estará coronado por un encepado sobre el que se sostiene la cubierta proyectada.

Para permitir las visitas del público y evitar cualquier deterioro del pavimento original, se elevará una plataforma liviana 15 cm sobre el pavimento existente de los restos arqueológicos. Se apoyará sin anclaje.

La cubierta será totalmente accesible. En ella, se abrirán dos puntos de observación para poder contemplar los hallazgos desde la calle Bailén, así como lucernarios para garantizar una iluminación cenital controlada. Se incorporará un mapa en relieve que explique el significado de los restos y su inserción en la calle Bailén.

Así se podrán ver los contrafuertes de la calle Bailén

Además de los restos arqueológicos del Palacio de Godoy, durante la construcción de la pantalla oeste de uno de los túneles de la calle Bailén, aparecieron una serie de contrafuertes.

Forman parte del muro de contención de la plataforma sobre la que se construyó el edificio de las Caballerizas reales. Fue demolido en los años 30 del siglo XX para dar lugar a los actuales jardines de Sabatini.

Caballeriza Real en la calle Bailén

Una vez restaurados, para su contemplación se construirá un forjado apoyado en la pantalla del túnel que los proteja de los agentes atmosféricos y permita dar continuidad a la futura ruta arqueológica.

Asimismo, se instalará alumbrado en el interior del espacio habilitado para ser visitable. Sin embargo, sus reducidas dimensiones y su difícil acceso impiden que se pueda abrir al público en general.

Pero gracias a un punto de observación de 45 centímetros de altura, los ciudadanos que paseen por la calle Bailén podrán ver los restos. También se colocará en el pavimento una banda metálica que se corresponderá con la proyección de los contrafuertes. Contará con una leyenda explicativa del origen y finalidad de estos elementos constructivos. Al igual que en los anteriores, se incluirán mapas en relieve que describan la situación urbana en 1821 y 2021.

Si te ha gustado este artículo, déjanos un comentario. También puedes regalarnos tu Me gusta en nuestro Facebook y seguirnos en Twitter.





Source link