La prodigiosa Raspberry Pi lleva años demostrando de lo que es capaz, pero durante todo este tiempo no han pasado de surgir alternativas de todos los colores. Una de las últimas es la que plantea Aaeon con su PICO-TGU4, un miniPC que a primera vista parece ser muy similar pero que en realidad solo comparte ese “diseño crudo” con las RPi.

De hecho este miniPC cuenta con procesadores Intel Core de 11ª generación y hasta 32 GB de RAM, algo que los convierte en verdaderas bestias de proceso en un formato que engaña. Lo que no engaña es su precio, y la versión con el Core i5 sale por 949 dólares. Con ese dinero uno puede comprar unas cuantas Raspberry Pi 4.

Las apariencias engañan

Por supuesto el enfoque de ambos productos es muy distinto: mientras que las Raspberry Pi son perfectas en terrenos como el educativo o el de los makers, este miniPC está más bien orientado a servir como servidor o como pequeña estación de trabajo en la cual por ejemplo trabajar con aplicaciones en el campo de la inteligencia artificial y el Edge Computing, aseguran sus creadores.

Aaeon3

Aaeon es una subsidiaria de ASUS, y con esta propuesta desde luego plantea un miniPC capaz de dar mucho margen de maniobra. Se puede encontrar con procesadores Intel Core G i3, i5 y Celeron de 11ª generación (con gráficos integrados y salida HDMI 2.0b), además de en configuraciones con hasta 32 GB de RAM LPDDR4x.

A ello se le unen dos puertos de expansión: el M.2 2280 PCIe 4.0 que permite conectar tanto unidades SSD como “aceleradoras IA”, y además una ranura “Mini Card” que podremos utilizar para añadir almacenamiento extra, conectividad Wi-Fi y Bluetooth o más opciones. La placa, por cierto, tiene chip TPM 2.0, lo cual teóricamente permitirá instalar Windows 11 en ella.

Aaeon4

Contamos con dos puertos Ethernet (uno 2.5 GbE y otro GbE) y dos puertos USB-A con interfaz USB 3.2 Gen 2, pero a ellos se le suman otras seis conexiones USB (dos de ellas USB 3.2 Gen 1 y otras cuatro USB 2.0) en la placa base. Además tenemos dos singulares puertos serie RS-232 y una toma de auriculares, un puerto GPIO de 8 bits y un puerto I2C/SMBUS para ampliar aún más la versatilidad en el apartado de la conectividad.

Esa enorme potencia no sale barata, claro. La versión con el Core i3 sale a 615 dólares, y la versión con el Core i5 sale por 949 dólares, algo que desde luego deja claro que estamos muy lejos de la orientación de las mucho más modestas Raspberry Pi. Puede que se parezcan en formato, pero no desde luego en todo lo demás (y eso es bueno).

Vía | ZDNet
Más informació n| Aaeon



Source link