[ad_1]

   LUGO, 14 Feb. (EUROPA PRESS) –

   Esquerda Unida-Izquierda Unida y el círculo de Podemos Lugo se han marcado este mes de febrero como límite para la negociación que tienen abierta para decidir si, «esta vez sí» –en palabras de fuentes de la negociación–, ambas formaciones concurren a las elecciones municipales del 28M en una coalición.

   Falta, al menos, una reunión clave entre los equipos de ambas formaciones tras el intercambio de ‘papeles’ con las propuestas concretas para un programa y candidaturas y después de contactos previos para explorar las posibilidades de la unión.

   Lugo es una de las plazas que se ha resistido a las confluencias y han llegado a concurrir tres candidaturas del mismo espacio político. Tras la desaparición de LugoNovo de la corporación local (tampoco entró el espacio liderado por Esquerda Unida en 2019), y de la renovación de las cabeza de lista de EU y de Podemos Lugo, el camino se dibuja más despejado para que se pueda llegar a un consenso de la coalición ‘natural’ Unidas Podemos, aunque todavía no se ha llegado a un acuerdo.

   Concretamente, falta una reunión clave en la que se sientan ambas partes y la cual se han marcado celebrar antes de final de mes, previsiblemente, la semana que viene. Inicialmente se había pensado en encajarla esta misma semana, pero por motivos de agenda se ha pospuesto todavía sin fecha concreta, aunque antes de final de mes.

   La candidata de Esquerda Unida, María Jesús Rodríguez, ha señalado que «están manteniendo conversaciones», pero que de momento «no hay nada firmado ni establecido».

   Con todo, ha expuesto que «hay una buena sintonía en muchas cosas» y ha señalado que, con el «esfuerzo de las dos partes», es posible que lleguen a un acuerdo. «Tenemos que acabar de hablar y ver cuáles son los puntos para poder materializar algo, para unir a toda la izquierda», ha enfatizado.

«LO MÁS AMPLIA POSIBLE»

   En esta línea se ha pronunciado en declaraciones a Europa Press la candidata de Podemos Lugo, Ximena Cheda, quien ha asegurado la intención de lograr una candidatura «lo más amplia posible» a la izquierda del PSOE. De hecho, no ha descartado que, si se logra –como es su voluntad, dijo– un acuerdo con Esquerda Unida, abordar en un segundo paso la ampliación a otras personas del espacio.

   «La gente nos demanda una coalición y una premura», ha apuntado, en relación al plazo marcado del 28 de febrero, por eso confía en que se pueda «cerrar positivamente» un proyecto conjunto y «una vez vencida, se pueda una coalición abierta a personas externas u otras fuerzas».

[ad_2]

Source link