[ad_1]

La ciudad francesa de Marsella vivió entre la noche del domingo y la madrugada del lunes horas de una violencia inusitada.

Tres jóvenes, uno de ellos de sólo 16 años, murieron en tres tiroteos distintos relacionados con el tráfico de drogas. Otros ocho resultaron heridos, dos de ellos en estado crítico.

Los dos primeros tiroteos se produjeron hacia medianoche en barrios del norte de la ciudad, en medio del pánico de la población.

El policía Eddy Sid, portavoz del sindicato policial de Fuerza Obrera asegura: «Ellos (las personas implicadas en los disparos) intentaron huir, desgraciadamente, fueron seguidos. Algunos fueron rematados a corta distancia, otros intentaron huir en un vehículo y recibieron ráfagas directamente dentro de su vehículo».

El tercer tiroteo se produjo en la madrugada del lunes en La Joliette, cerca del Puerto Viejo de Marsella.

En lo que va de año, trece personas han muerto tiroteadas en Marsella en presuntos ajustes de cuentas relacionados con el narcotráfico.

[ad_2]

Source link