Ve necesario que la institución rinda cuentas y se penalice ante conductas irregulares como las de Juan Carlos I

MADRID, 23 May. (EUROPA PRESS) –

El coordinador federal de IU y ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha proclamado que lo que «abochorna» y «avergüenza» a la ciudadanía española durante el regreso a España de Juan Carlos I es su «impunidad» derivada de la «inviolabilidad», una vez que reconoció que «delinquió» en la regularización fiscal de su fortuna.

Es más, ha alertado de que lo preocupante es no haber tomado medidas, desde el plano institucional, para evitar que un comportamiento como el de Juan Carlos I vuelva a ocurrir en el futuro por parte de miembros de la Casa Real, para lo cual es necesario al menos que la monarquía «rinda cuentas» y haya una «penalización» ante conductas irregulares.

En declaraciones a TVE, recogidas por Europa Press, Garzón ha recalcado que el emérito no es una persona cualquier y sigue teniendo una responsabilidad, por su cargo institucional, como «mínimo ética, no solo legal», frente a su país.

«Estamos claramente ante una expresión muy clara de lo que es su impunidad ante sus acciones», ha desgranado para enfatizar que Juan Carlos I «reconoció que delinquió, que había sido defraudador fiscal» y a quien la Fiscalía acusó de cohecho, tráfico de influencias y blanqueo de capitales.

A su juicio, el antiguo monarca se ha salvado de las causas judiciales en su contra por diversos motivos, ya sea «por la protección de otras monarquías, por procesos judiciales que han declarado prescritas las acusaciones» y, «lo más importante desde el punto de vista institucional, porque era «inviolable» por el diseño de la propia monarquía.

«NO PUEDE HABER UNA FAMILIA POR ENCIMA DE TODOS»

Cuestionado sobre si han defendido esas medidas ante la monarquía en el seno del Ejecutivo de coalición, Garzón ha respondido que todo el mundo conoce las diferencias entre Unidas Podemos y el PSOE en el ámbito de la jefatura del Estado.

De hecho, ha recalcado que él es republicano no porque le «caiga mal» Juan Carlos I o el actual monarca Felipe VI, dado que de hecho tiene «buena relación» con el rey vigente, sino por una forma de entender la democracia, donde «no puede haber una familia que esté por encima de todos» ni que haya que depender de que «sean buenas personas.

«No se trata de esto, se trata de que personas que ostentan cargos tan importantes no puedan hacer este tipo de actividades sin penalización. Nosotros mismos cuando sucedió la abdicación y concedió el titulo de emérito, nos opusimos», ha razonado Garzón para desgranar que esa figura extendía la protección de la inviolabilidad tras dejar la jefatura del Estado.

Sobre la reunión que mantendrán Juan Carlos I y Felipe VI este lunes, el titular de Consumo no espera nada en términos políticos y enmarca el encuentro dentro del ámbito familiar.



Source link