El banco estadounidense Goldman Sachs prepara un ajuste de plantilla que afectaría a unos 4.000 trabajadores, alrededor del 8% de sus empleados, con el objetivo de impulsar la rentabilidad de la entidad, según informan varios medios.

Según ha adelantado la plataforma de noticias ‘Semafor’, el banco habría solicitado a los directivos identificar a aquellos empleados de bajo rendimiento con vistas a lo que podría ser un recorte de hasta el 8% de su fuerza laboral para principios del próximo año, según fuentes conocedoras sin identificar.

En este sentido, la publicación apunta que Goldman Sachs suele prescindir en un ejercicio habitual de entre el 2% y el 5% de los empleados, que son despedidos o no reciben ninguna bonificación, lo que se asimila en el sector a una señal para comenzar a buscar otro trabajo.

‘Financial Times’ señala que los planes aún se están elaborando, por lo que es posible que el alcance definitivo del ajuste de «hasta el 8%» de sus 49.000 empleados se reduzca si las perspectivas mejoran, según tres fuentes no identificadas familiarizadas con las discusiones.

Una de las personas consultadas por el rotativo indicó que los recortes se distribuirían entre las diferentes divisiones del banco, en lugar de concentrarse en una sola unidad o país.

Las entidades de Wall Street afrontan una menor actividad de los mercados de capitales y una caída de la negociación después de un excelente 2021, que se tradujo en un fuerte incremento de la contratación y en grandes bonificaciones. Según datos de Refinitiv, las tarifas de banca de inversión apuntan una bajada del 35% en lo que va de año.

En este sentido, ‘Financial Times’ añade que Goldman Sachs está bajo una presión particular para mejorar sus márgenes después de que la valoración bursátil del banco haya estado rezagada con respecto a sus pares durante varios años.

Noticias relacionadas

El pasado mes de octubre, el banco anunció una «realineación» de sus negocios en torno a tres grandes segmentos operativos, después de que el beneficio neto atribuido de en el tercer trimestre de 2022 cayese un 44% en comparación con el resultado del mismo periodo del año anterior, hasta 2.962 millones de dólares (2.783 millones de euros).

En concreto, el banco estadounidense anunció una «realineación» de sus negocios en torno a tres grandes segmentos: Gestión de activos y patrimonios; Banca y mercados globales; y Soluciones de plataforma.



Source link