Se felicita que el Gobierno Vasco rectificara su postura «autocomplaciente, prepotente e insensata» ante el decreto del Estado

BILBAO, 13 Ago. (EUROPA PRESS) –

La portavoz de Elkarrekin Podemos-IU, Miren Gorrotxategi, ha criticado que no haya «nada nuevo de creación propia» en el Plan de Contingencia Energética del Gobierno Vasco respecto al decreto del Gobierno de España o a plantemientos «de hace hace ya 30 años», y ha lamentado que se establezcan solo recomendaciones y no obligaciones.

Además, se ha felicitado de que el Ejecutivo autonómico rectificara la postura «autocomplaciente, prepotente e insensata» que mantuvo, en un primer momento, ante el decreto de medidas para el ahorro energético del Estado, rayana en «el Ayusismo».

En una entrevista concedida a Europa Press, Gorrotxategi se ha referido a la propuesta de Plan de Contingencia Energética presentado este pasado viernes por el Gobierno vasco, con medidas para administraciones, empresa y sociedad, que someterá a contraste, para indicar que «no hay novedades» respecto a los planteamientos realizados por el Gobierno de España, pero tampoco hay ninguna iniciativa de «creación propia» del Ejecutivo de Euskadi sobre las recomendaciones de los últimos 30 años. «No hay nada nuevo», ha añadido.

En todo caso, sí le ha «llamado la atención» que ese plan siga haciendo «recomendaciones», en vez de establecer «obligaciones». También cree que el texto «da la razón» a Elkarrekin Podemos-IU cuando denuncia que en la Comunidad Autónoma Vasca «no se están haciendo los deberes» para cumplir la Ley 4/19 de Sostenibilidad Energética y no se haya financiado con 100 millones de euros a los ayuntamientos para adaptarse a la norma, tal como el Gobierno Vasco se comprometió en 2020 con su grupo parlamentario.

Por ello, ha dicho que el hecho de que en este plan el Ejecutivo «retome lo que ya era una obligación pactada» con Elkarrekin Podemos-IU, «corrobora que no se están haciendo los deberes».

Miren Gorrotxategi ha dicho que, no obstante, realizarán sus propuestas en materia de ahorro y eficiencia energética, para lo que tienen fecha hasta el próximo día 25, y las trasladarán al Gobierno Vasco. En este sentido, insistirán en que las viviendas que se construyan sean sin gas y se aborden planes de rehabilitación de edificios ya existentes para poder eliminarlo.

También propondrá fomentar el teletrabajo, o la mejora y gratuidad del transporte público. Una cuestión esencial para Gorrotxategi es la que crear una empresa pública de energías renovables, que el Ejecutivo rechazó cuando la coalición de izquierdas canalizó su petición en forma de proposición de ley.

DECLARACIONES «INSENSATAS»

La portavoz de Elkarrekin Podemos-IU ha calificado de «insensatas» y rayanas en el «Ayusismo» las declaraciones que, en un principio, realizó Arantxa Tapia tras conocer las medidas del real decreto-ley del Gobierno español para el ahorro energético, que tildó de «efectistas».

Tras insistir en que Tapia, con el debate «artificial que generó» con el Estado por esta cuestión, al sugerir «que no se iban aplicar» las medidas establecidas por decreto en Euskadi, trataba de «esconder las miserias de la política energética vasca», ha reprochado al Gobierno Vasco que su «autocomplacencia no tenga límites».

«Solo hay que ver que las facturas de luz y gas que pagamos la ciudadanía e industria en Euskadi y compararla con los beneficios de las empresas energéticas. El Gobierno Vasco no está incidiendo en esa brecha, y sigue ayudando económicamente, con el dinero de nuestros impuestos a estas empresas, a los olipolios energéticos que, luego, nos cobran la energía a precio de oro», ha manifestado.

Por ello, ha reiterado que la política energética del Ejecutivo autonómico «ni es eficiente en cuanto a consumo ni en cuanto a justicia social». «Su política nunca va encaminada a un modelo de transición ecológica que redunde, no solo en un consumo más racional de los recursos, sino también en alcanzar un nivel de justicia social y de consumo energético justo», ha señalado.

Ante ello, ha defendido el decreto estatal de ahorro energético, cuyo objetivo «es cumplir con una demanda de la Unión Europea de reducir el consumo energético en un 7%». «Cuando el Gobierno de España se pone en marcha y establece una serie de medidas que son absolutamente sensatas, que Arantxa Tapia salga diciendo que no se van a aplicar es absolutamente una ‘Ayusada’, no sólo por negarse a cumplirlas, que no tiene ningún sentido porque la Ley hay que cumplirla, sino por el tono también autocomplaciente, prepotente y un poco insensato que usó», ha insistido.

Miren Gorrotxategi ha admitido que las medidas del decreto del Estado no son «la varita mágica» para combatir el alza de los precios y de la energía, porque hay otras medidas que tienen que acometerse. «De hecho, el propio presidente Pedro Sánchez dijo que habría que acudir a Europa para exigir un cambio en el marco regulatorio de los precios de la energía y eso sí que es importante», ha indicado.

En todo caso, ha rechazado que sea «efectista topar el precio de gas, que lo ha hecho el Gobierno de España, tampoco es efectista conceder ayudas directas a los consumidores y, desde luego, no es efectista intentar generar un impuesto a las grandes eléctricas y a los bancos, ante el que el Gobierno Vasco se ha manifestado en contra».

Por ello, ha lamentado que Tapia llamara «efectistas» las medidas del Gobierno central para «menospreciar» la propuesta del Estado, y ha celebrado que haya habido «una rectificación, como no podía ser de otra manera, porque era muy insensato lo que se había dicho».



Source link