[ad_1]

   MADRID, 5 Abr. (EUROPA PRESS) –

   El músico James Rhodes, quien publica nuevo álbum ‘Vitamin C’, ha asegurado que habría «hecho lo mismo» respecto a su apoyo a la Ley de protección a la infancia frente a la violencia –a la que da nombre, Ley Rhodes–, incluso «con Santiago Abascal en la Moncloa».

   «Las respuestas que recibí días después de la aprobación de la ley me dejaron un poco golpeado, porque ese apoyo no tenía nada que ver con lo político: era algo mucho más social, más humano, pero hay alguna gente que lo convierte todo en político«, ha lamentado en una entrevista con Europa Press el músico.

   «Insisto en que si Abascal hubiera estado en Moncloa en esa época, yo haría exactamente igual. Si quieres conseguir una ley, en cualquier país, tienes que ir al poder, ¿no? Y da igual si eres derechas o de la izquierda, pero quizás fui un poco ingenuo, porque creía que la infancia era el único tema que no podía ser politizado«, ha lamentado.

   En cualquier caso, Rhodes reconoce que tras cumplir 48 años no tiene «el chichi para farolillos», usando el humor con esa expresión, y busca enfocarse «solo en las cosas que dan alegría». Por ejemplo, hace dos años el pianista anunció que dejaba Twitter ante las olas de insultos recibidas, si bien cambió de opinión.

   «Twitter e Instagram son importantes para la promoción, pero ya no quiero entrar en cosas de política, insultos ni nada. Voy a usarlo solo cuando lo necesito y lo primero ahora es mi familia, mi creatividad y mi trabajo y luego, si me sobra energía, para cosas así», ha bromeado.

   También la nacionalidad española recibida hace tres años le ha supuesto un cambio «importante y a mejor». «Ahora sé que no me puede deportar, incluso por cosas políticas», ha vuelto a comentar entre risas, recordando sus difíciles comienzos en España cuando llegó de Londres «sabiendo cuatro palabras y con una vida que parecía Disneylandia».

   «Pero con esta nacionalidad, ahora tengo una obligación, incluso más fuerte, de hacer todo lo que pueda para mejorar. No solo mi propia vida, sino las de mis amigos y un ámbito más allá: tengo mi fundación, escribo libros para enseñar a tocar el piano u ofrezco conciertos en escuelas: es mi pequeña manera de devolver un pelín de lo que me han dado», ha señalado.

¿LEIVA O BACH?

   Rhodes reconoce que la música clásica es una fuente «inagotable» para los autores contemporáneos, si bien pone en el mismo sitio a artistas actuales. «Nunca diría que por algún motivo Rosalía o Sabina valen menos que Chopin o Bach. La música para mí es la música y me da igual emocionarme con Leiva o Bach», ha asegurado.

   Para Rhodes, lo relevante para la música es «tener algo como el duende, que decía Lorca». «Lo único que me da tristeza de la música actual es que hay una formación que se ha ido al traste: si ahora no tienes una familia con pasta, no vas a escuchar una orquesta en vivo. ¿Cuántos Serrats o Sabinas hay en este país y no se sabe? Se ha convertuido en un lujo», ha indicado.

   De hecho, explica que su lista en Spotify es «bastante ecléctica», sonando desde Rajmáninov a la propia Rosalía, pasando por Los Rodríguez. Y ahora, entre sus nuevos proyectos, se ha colado la fotografía, tal y como demuestra en sus redes sociales. «Quiero hacer una exposición y ahora estoy eligiendo las fotos que más me gustan«, ha concluido el músico.

[ad_2]

Source link