[ad_1]

El Grupo de Patrimonio Histórico de la Policía de la Generalitat ha intervenido cinco cuadros falsos que se atribuían a los autores Francisco de Goya y Diego de Velázquez. Las obras, que intentaron comercializar varios particulares, se sacaron al mercado por un valor de 76 millones de euros.

La consellera de Justicia, Interior y Administración Pública, Gabriela Bravo, ha dado cuenta de esta última operación en la que hay cuatro personas investigadas como presuntas autoras de un delito de estafa por comercializar cuatro falsos Goyas y un falso Velázquez, acompañados por abundante documentación también falsificada para engañar y ganarse la confianza de los compradores.

Bravo ha explicado que el grupo de Patrimonio de la policía de la Generalitat “inició la investigación a principios de este año y pudo comprobar que los investigados estaban ofreciendo las obras a diferentes compradores a través de varios marchantes de arte en las provincias de Valencia y Castellón”.

“Ante las sospechas, los agentes consultaron su originalidad a Manuela Mena, la mayor especialista en Goya, quien corroboró que se trataba de falsificaciones. Los obligados informes técnicos de expertización han sido realizados por el técnico David Gimilio, del Museo de Bellas Artes de Valencia”, ha añadido.

Retratos de la monarquía

La consellera ha detallado que las obras intervenidas son “Retrato de Carlos IV”, atribuido a Goya, que se vendía por 7 millones de euros; “Retrato de Mª Luisa de Parma, Princesa de Asturias”, otro supuesto Goya que salió al mercado por valor de 7 millones de euros. En estos dos casos, la investigación concluye que en realidad son copias alteradas de los retratos del pintor neoclásico Antón Rafael Mengs, cuyos originales se encuentran en el Museo del Prado.

La tercera obra es “Alegoría del Pilar de Zaragoza”, otro supuesto cuadro de Francisco de Goya, que iba a venderse por 4 millones de euros. Una obra de una calidad ínfima, que ni siquiera ha sido realizada por un pintor profesional.

La cuarta obra intervenida es “Retrato de Mariana de Austria”, un óleo sobre lienzo de Velázquez, cuyo valor de mercado era de 50 millones de euros. El original es un retrato de cuerpo entero expuesto actualmente en el Museo del Prado. Por último, se ha incautado la pintura Bendición de Santa Rosa de Lima”, otro supuesto Goya, que se iba a comercializar por 8 millones de euros. Este boceto no es de Goya, ni por estética ni por calidad pictórica. Parece una obra italiana del siglo XVII, del taller de Carlo Maratta (1625-1713) o de Pietro da Pietri (1663 – 1716).

La titular de Interior ha destacado que “el arte falsificado es un delito que apenas genera alarma social en España y es de los que más capital irregular genera solo por detrás de las drogas, las armas y la prostitución. Más allá del valor económico, lo más importante es que esta práctica delictiva favorece una devaluación de nuestros creadores y, en este caso, de grandes artistas plásticos de nuestra historia.”

En esta línea, ha subrayado la labor de la Unidad de Patrimonio de la Policía de la Generalitat. “Sus magníficas actuaciones han llevado a este grupo especializado a ser la mejor garante de la autoría de nuestro arte”, ha agregado.

[ad_2]

Source link