CÓRDOBA, 13 Abr. (EUROPA PRESS) –

La dirección local de IU en Córdoba capital ha exigido al alcalde de la ciudad, José María Bellido (PP), que «tome cartas en el asunto y solucione la situación de los museos municipales, porque, después de dos años de pandemia y en unos días de alta afluencia de visitantes, Córdoba no se puede permitir que desde mañana estén cerrados al público», debido a la huelga convocada por los sindicatos ante el incumplimiento por el gobierno local de PP y Cs del acuerdo cerrado el pasado mandato en materia de personal.

A este respecto, la coordinadora de IU en Córdoba capital, Irene Ruiz, ha dicho que no se entiende la «inoperancia y la falta de diálogo de este alcalde, que sabe desde hace días que los trabajadores de los museos municipales irían a la huelga si no veían garantizados sus derechos laborales».

Los sindicatos han expuesto, además, «que están abiertos a negociar para salvar esta situación y, sin embargo, el alcalde sigue inmerso en el inmovilismo que le caracteriza en esto tres años de mandato, que le ha llevado a dejar sin ejecutar, solo en 2021, 185 millones de euros».

En consecuencia, si Bellido «no consigue que abran los museos será otro fracaso turístico más, que se unirá a Trueque 4, que lleva más de dos años cerrado, al espectáculo nocturno del Alcázar, del que no disfrutamos desde el verano de 2019, o a la pérdida de productos como el Festival de las Callejas o Riomundi».

Desde IU han añadido que Delegación de Cultura del Consistorio se encuentra en una situación «límite, con una falta de personal agravada», y el ejemplo es «el número de personas con las que cuenta, que es de 20 para gestionar los cinco museos municipales, cuando lo normal es que hubiera 35, para poder ofrecer un servicio de calidad, respetando además los derechos laborales de los trabajadores».

Para Ruiz, está claro que «hay una falta de respuesta por parte del alcalde con esta delegación, a pesar de contar con el gobierno más caro de la historia, con 2,8 millones de euros en asesores, y eso se debe principalmente a que no cree ni en lo público, ni en la cultura, algo que le servirá como excusa para su privatización».



Source link