Realiza 18 aportaciones a la Ley del Juego de Cantabria en el ámbito urbanístico, sociosanitario o juvenil

SANTANDER, 29 Ene. (EUROPA PRESS) –

Izquierda Unida ha planteado 18 propuestas para incorporar a la redacción de la nueva Ley del Juego de Cantabria, entre las que destaca la prohibición de que las empresas del juego puedan patrocinar equipos, pruebas deportivas o actividades recreativas y eventos culturales, sociales o juveniles en la Comunidad Autónoma.

Las medidas han sido presentadas este viernes en rueda de prensa por el coordinador general de IU en Cantabria, Israel Ruiz Salmón, y el responsable de política institucional de la formación y concejal de Unidas por Santander, Miguel Saro, que han hecho llegar al Gobierno sus propuestas con el fin de «dotar a la comunidad de una norma que proteja a las familias trabajadoras, especialmente a la juventud y los barrios más vulnerables».

Ambos han aclarado que estas iniciativas se circunscriben a las competencias que tiene Cantabria y el resto de comunidades, es decir, las apuestas realizadas en los establecimientos físicos, a diferencia de la publicidad audiovisual de las apuestas online, cuya competencia corresponde al Ministerio de Consumo y cuyo titular, Alberto Garzón (IU), «ya ha regulado tras años en que imperaba la ley de la selva», han destacado.

En este sentido, el concejal santanderino ha recordado que los jóvenes de entre 18 y 25 años son las «principales víctimas» de las apuestas. «El gran paro crónico que sufre la juventud española alcanza el 40,1% de desempleo en menores de 25 años», ha añadido, explicando que «la falta de expectativas y de un futuro estable es el caldo de cultivo perfecto para dosis rápidas de adrenalina donde tratar de conseguir dinero sin esfuerzo».

Además, ha opinado que «no es casual que haya una gran implantación dentro de la clase trabajadora, a la que se tienta constantemente para que arriesguen sus rentas ganadas en trabajos precarios».

Y ha citado el ejemplo de Cantabria, donde los locales de apuestas han proliferado «de un modo significativo», especialmente desde 2016 y con su mayor implantación en la capital, en los barrios «más populares y con mayor densidad de población».

En 2019 se llegaron a autorizar 40 salones en la comunidad, frente a una media de 20 por año en el periodo 2010 a 2017, «un número muy elevado para la superficie y población de Cantabria», según Saro, que ve «imprescindible» la colaboración entre administraciones y la búsqueda de concienciación real sobre lo que supone la ludopatía para la salud pública, incluyendo la realización de programas de prevención.

MEDIDAS

Por su parte, el líder de IU ha detallado las propuestas registradas en el marco de la futura ley, que incluyen medidas en el ámbito sanitario, urbanístico, de ocio y concienciación.

En el ámbito urbanístico, destaca el aumento de la distancia mínima de 500 a 700 metros lineales entre las casas de apuestas presenciales y los centros educativos y de rehabilitación y considera necesario incluir hospitales, asociaciones juveniles y de carácter social, residencias de estudiantes o mayores y lugares de culto e instalaciones y edificaciones asociadas.

Además, plantea que se limite la concesión de nuevas autorizaciones de juego para casas de apuestas presenciales en función de la tasa de población.

Otra de las principales aportaciones pasa por reconocer la ludopatía como problema de salud pública, así como garantizar los recursos públicos en los planes de prevención y rehabilitación en el marco del sistema público de salud con el objetivo de acelerar el acceso y mejorar la calidad del servicio.

En este sentido, ha destacado que Cantabria no cuenta con una estrategia contra las adicciones vigente y que la última (2014-2018) se denominaba ‘Estrategia contra las drogas’ pero no incluía las adicciones por el juego y las nuevas tecnologías.

Ruiz Salmón ha asegurado que es necesario fomentar entre los jóvenes un ocio digno, que potencie el conocimiento, el deporte y las artes a través de centros sociales y desarrollar planes de inspección en las casas de apuestas presenciales para aumentar los controles y prevenir el acceso a las personas menores de edad. «La concienciación es uno de los puntos principales que hay que trabajar», ha incidido.

También se propone obligar a los locales dedicados al juego a incluir en lugar visible del establecimiento el mensaje ‘el juego puede producir ludopatía’, de forma similar a los mensajes contra el tabaco de las cajetillas, y que su personal esté formado en prevención y cuente con una guía para la detección de personas en riesgo de adicción.

Igualmente, el partido plantea que las administraciones regulen la eliminación de cualquier cartelería del mobiliario urbano o del espacio público de este tipo de establecimientos, ciñéndose exclusivamente a los carteles del propio local incluyendo únicamente el nombre y sin ningún tipo de publicidad.

Finalmente, demanda establecer un registro de interdicciones que impida el acceso de la persona inscrita voluntariamente a aquellos juegos respecto de los que la Comunidad Autónoma es competente, fijando 12 meses como tiempo mínimo en que la prohibición debe estar activa, ya que actualmente cualquier persona puede darse de alta un día y de baja al día siguiente.



Source link