Al considerar que «obstaculiza» la transición energética

MADRID, 3 Dic. (EUROPA PRESS) –

IU llevará a los ayuntamientos en lo que tiene representación municipal, tanto en solitario como dentro de los grupos en confluencia con otras formaciones, una moción para instar al Gobierno a salir del Tratado sobre la Carta de la Energía (TCE), del que España forma parte desde 1994, al entender que «obstaculiza» la transición energética.

Según ha informado la formación, se trata de un texto marco elaborado por los responsables de la Red federal de Energía de IU en estrecho contacto con grupos y movimientos asociativos en la materia.

A su juicio, este tratado «está teniendo un efecto inesperado en la soberanía de gran parte de los países signatarios», con efectos como la «obstaculización de la transición energética, limitación del desarrollo de políticas sociales y endeudamiento de las arcas públicas de los Estados».

Una iniciativa que va en la línea con las reclamaciones de un «importante número de organizaciones de la sociedad civil y diversas administraciones».

INDISPENSABLE PARA LOGRAR CUMPLIR EL ‘ACUERDO DE PARÍS’

Al respecto, ha detallado que la Unión Europea (UE) y España aspiran a la «neutralidad de emisiones» de gases de efecto invernadero (GEI) en 2050, objetivo «indispensable» para lograr los compromisos adoptados en el denominado ‘Acuerdo de París’ en 2015.

No obstante y según expone IU en la moción que impulsa, la Carta de la Energía «protege» sobre todo las inversiones realizadas con los «combustibles fósiles».

Además, este tratado da amparo a que «inversores extranjeros pueden demandar a los Estados signatarios cuando consideren que han legislado en contra de sus intereses económicos, presentes o futuros». Dichas demandas, explica IU, se amparan en el mecanismo de resolución de conflictos entre inversores y Estados (ISDS, por sus siglas en inglés) del tratado (artículo 26, que permite que se resuelvan ante tribunales internacionales de arbitraje, en lugar de hacerlo por la vía de los tribunales ordinarios.

«En este sistema no hay jueces, sino tan solo tres árbitros privados», lo que garantiza a los inversores extranjeros gozar del privilegio de disponer de «mecanismos para cuestionar medidas legítimas impulsadas por los gobiernos» y que los «laudos resultantes de estas demandas sean inapelables», han razonado desde IU.

CLAVE PARA EL BUEN ÉXITO DE LA TRANSICIÓN ENERGÉTICA

Por tanto, ha considerado que España debe salir ya la Carta de la Energía «ante la ausencia de avances en el proceso de modernización del tratado y la urgencia de desarrollar políticas públicas dirigidas a promover una transición energética justa, que priorice la protección de los intereses de la ciudadanía, las entidades locales y la sostenibilidad de nuestro planeta».

Aparte de esta iniciativa, Unidas Podemos solicitará también mediante una proposición no de ley en el Congreso instar al Ejecutivo a salir de dicho acuerdo internacional, al aseverar que principalmente favorece a la gran industria de la energía.

En una respuesta parlamentaria en marzo de este año, el Gobierno indicó que se plantea abandonar el Tratado de la Carta de la Energía si este no se alinea con el ‘Acuerdo de París’ contra el cambio climático y los objetivos del ‘Pacto Verde Europeo’.



Source link