La noticia según Hora Jaén

La calle Corredera de San Fernando fue testigo ayer tarde de la inauguración del monumento a la Semana Santa de Úbeda, declarada de Interés Turístico Nacional. En el acto estuvieron presentes la alcaldesa de Úbeda, Antonia Olivares; el obispo de la Diócesis de Jaén, Monseñor Sebastián Chico Martínez; el presidente de la Unión de Cofradías de Semana Santa de Úbeda, Luis Carlos Martínez; el escultor del monumento, Alfonso Ruiz Esteban; así como el presidente emérito de la Unión y miembro de la Junta directiva actual, Felipe Torres Villalba, y miembros de la Corporación Municipal, integrantes de la Agrupación Musical Ubetense, representantes de la Unión de Cofradías, de las cofradías y hermandades de Semana Santa, de la sociedad civil y de la sociedad cultural. 

Durante el acto de descubrimiento de la escultura, la regidora local puso de manifiesto que la ciudad de Úbeda tenía “una asignatura pendiente con nuestra Semana de Pasión» y era la de “dotarla de un monumento que represente la riqueza, la autenticidad y la singularidad de la Semana Santa ubetense”.  En este sentido, Olivares expresaba que se veía “cumplida” esa asignatura, a lo que ha añadido que era una obligación de la ciudad trabajar para “conservar nuestra historia, costumbre y tradiciones”. 

Y es que, en palabras de la alcaldesa de Úbeda, la Semana Santa de Úbeda tiene un gran calado en muchos ámbitos de nuestro día a día y se siente en la vida social, económica, cultural, turística y religiosa de Úbeda durante todo el año. “Nuestra Semana de Pasión es un tapiz que se teje a lo largo de todo el año, en el que participa activamente gran parte de la población ubetense y es imposible entender Úbeda sin su Semana Santa, enraizada en la idiosincrasia de esta ciudad desde hace siglos”, ha subrayado.  Este monumento “ejemplificará”, de una forma magistral, todo lo que representa esta manifestación religiosa, cultural y turística. 

Dar forma a una ilusión

Durante la presentación, la regidora ubetense resalzaba que este proyecto, fue iniciativa de la Unión de Cofradías de Semana Santa, durante el mandato de su entonces presidente Felipe Torres Villalba, que encontró el apoyo del Ayuntamiento de Úbeda, cuando “surgió la oportunidad de que formara parte de la remodelación integral de la Corredera de San Fernando”. 

Esta inauguración se lleva a cabo dentro de un contexto social especial, tras atravesar dos años duros de pandemia, en los que ha sido imposible llevar a cabo la Semana de Pasión con normalidad. “Este acto es una bonita forma de dar la bienvenida a la Semana Santa”, ha expresado. Y es que este año, se reanudarán con normalidad los diferentes desfiles procesionales y este monumento será testigo de ello.  “Estoy segura de que este monumento contará con la misma devoción y admiración, siendo una parada obligada en el día a día, tanto para los propios ubetenses como para los turistas que nos visiten”, ha declarado. 

En su discurso, la alcaldesa de Úbeda hizo hincapié en que la ubicación de esta escultura fue muy meditada, ya que se quería elegir una situación “estratégica”. Es por esta razón, que con la remodelación de la calle Corredera de San Fernando, gracias a la Estrategia DUSI, se vio la oportunidad y el lugar idóneo para esta localización de honor, más cuando se trata de una vía muy transitada, accesible, en el corazón turístico, cultural y comercial de la ciudad, además de considerarse uno de los principales itinerarios de muchas de las procesiones de Semana Santa. 

Monumento a la Semana Santa

La escultura está inspirada en una de estilo renacentista del artista florentino Donatello. El monumento muestra a un penitente vestido con una túnica, un cíngulo, una capa y descalzo.  La figura muestra tres planos visuales, estéticos y temáticos distintos. En el primer plano se ve al penitente descalzo, con un escudo homónimo de la Unión de Cofradías de Semana Santa de Úbeda, que porta una medalla con su mano derecha.  En el plano medio, la escultura representa a un penitente como defensor de la fe, de las tradiciones y con la obligación de perpetuarlas para las generaciones futuras. 

En la parte superior de la imagen, se exhibe un elemento circular, en el que se incluye una cruz acompañada de cuatro ráfagas, circundadas por pequeñas estrellas, con las que el autor ha querido representar lo cíclico de la Semana Santa, al ciclo lunar con fase completada, a la cúpula celeste iluminada de estrellas como las coronas de nuestras imágenes, como una clara referencia a lo transcendente o espiritual con el negativo inciso de una cruz arbórea, junto a potencias o ráfagas en número de cuatro. 

La parte posterior se ha completado con un estandarte con la leyenda ‘Úbeda, ciudad de Semana Santa’, atributo de especial relevancia, con el que se simboliza a la Luna de Parasceve, que determina la fecha de la celebración de la Semana Santa desde el Concilio de Nicea, desarrollado en el año 325. Las estrellas de este círculo hacen referencia a las coronas de las Vírgenes, símbolo procedente de la iconografía de la Inmaculada Concepción, basado literalmente en el bello poema del Cantar de los Cantares, del Antiguo Testamento. 

La escultura se ha realizado en bronce fundido y se ha instalado sobre un soporte pétreo. La financiación ha corrido a cargo del Ayuntamiento de Úbeda, ascendiendo a aproximadamente 35.000 euros.

Una obra para generaciones futuras

La regidora local describía este monumento como una obra llena de belleza, rica por su naturalidad y perfecta en su estructura. “Sin duda, estamos ante un majestuoso monumento, cargado de emotividad, religiosidad, respeto, veneración y sentimiento cofrade, en el que todos y todas se pueden sentir representados y representadas, puesto que es un penitente cualquiera, de una cofradía cualquiera, de cualquier época pasado o presente”, ha apostillado. 

Olivares ha tenido en este acto de presentación unas cariñosas palabras hacia el padre de este penitente, que salió de las manos del escultor ubetense Alfonso Ruiz Esteban, avalado por una magnífica y creativa trayectoria. “Es licenciado en Bellas Artes y especialista en restauración y conservación, pero sobre todo un artista, del que me gustaría resaltar su maestría, su gran sensibilidad y su gran capacidad a la hora de captar la esencia de la Semana Santa Ubetense, que ha salido plasmar en este monumento”, ha señalado. 

Como ha concluido diciendo la alcaldesa, “este es un bonito regalo que la ciudad de Úbeda hace a su Semana Santa y esperamos que se disfrute, se viva, pero, sobre todo, que se respete, para que sirva de testigo del futuro de nuestra amada ciudad y de su Semana de Pasión”.  



Source link