Noticias relacionadas

“La Comunidad Valenciana debe liderar las iniciativas para acabar con la prostitución”, así de contundente se ha mostrado la consellera de justicia Gabriela Bravo. Con esas palabras ha abierto el foro valenciano para la abolición de la prostitución que ha acogido la Universidad de Alicante. Un encuentro en el que ha transmitido su preocupación porque “en España sean cada vez más los adolescentes que accedan al sexo pagado“. 

Conseguir que eso cambie es un objetivo que se han fijado y para el que Bravo demanda un “cambio de leyes y propuestas” tanto como “cambiar mentalidades”. De ahí que haya subrayado “la importancia de las campañas para que los jóvenes sean los aliados y que la compra de sexo no sea una opción en ningún momento”.

La cineasta Mabel Lozano ha acompañado a Bravo en esta jornada en la que ha presentado un vídeo con el lema Si pagas, abusas. En él se destacan las diferentes etapas por las que pasan las víctimas: necesidad, humillación, violencia, miedo y aislamiento.

Una anécdota que sucedió durante el rodaje refleja la gravedad del problema. En una carretera de las afueras, Lozano sitúa a la joven actriz de la campaña. En uno de los planos, rodado a distancia, los coches pararon junto a ella para acosarla, pensando que estaba prostituyéndose. “Y ella sintió miedo, en el siglo XXI, de estar en una calle sola. Porque esos hombres pensaban que tenía derecho a comprarla“, critica Lozano.

Los hombres, en el foco

Por eso Lozano pone el foco en ellos. “No hablamos de mujeres. Va de hombres que normalizan la compra y venta de mujeres”. A eso suma otro factor, el cómo se llega a ejercer. “No hablamos de trata y prostitución como fenómenos diferentes. Van de la mano. No existiría la trata sin el mercado prostitucional“.

Bravo y Lozano coinciden en subrayar el término esclavitud para referirse a las condiciones en que viven estas mujeres. “Hablo de esclavitud aunque parezca una palabra excesiva”, explica la consellera. Por eso cree necesario impulsar campañas como esta, para “alzar la voz y que escuchen todos el mensaje de servidumbre sexual”.

Los estereotipos de la ficción

La campaña debe luchar también contra el imaginario creado por los hombres en la ficción. “Ni el cine ni la literatura han ayudado. Han reproducido estereotipos de la construcción masculina de la sexualidad que está en la base de la desigualdad“, critica Gabriela Bravo.

Por eso ha recordado que “la triste realidad es que las mujeres prostituidas no son mujeres libres de prejuicios que reivindican su belleza porque adquieren grandes beneficios económicos”. Con la prostitución se destapa “la dominación que han sufrido durante mucho tiempo las mujeres: malos tratos, violación, baja autoestima, ausencia de expectativas de futuro… Todo eso se llama necesidad”.

Cambiar el vocabulario

El lema de la campaña, Si pagas, abusas, implica cambiar el vocabulario con el que se trata este problema. “Si usamos eufemismos como cliente ocultamos la verdadera dimensión del problema“, ha resaltado la consellera, “hay que llamar a cada cosa por su nombre. La libertad solo la ejerce una parte, el prostituidor”.

La rectora de la Universidad de Alicante, Amparo Navarro, ha pedido que se trabaje para superar esta lacra. “El hecho de que exista no legitima esa situación”, ha indicado, “es difícil de eliminar pero como lo ha sido con la esclavitud. Habrá que tomar medidas”.

La abolición ha unido a las tres mujeres durante el encuentro. “La prostitución existe porque los hombres están dispuestos a comprar el sexo de las mujeres”, ha lamentado Bravo, “es la hora de transformar las cosas“. Y Navarro espera que iniciativas como esta, más los estudios que se hacen, sirvan para que “cale en la sociedad la abolición de un tema que ojalá el progreso acabe con él”.



Source link