CIUDAD REAL, 2 Jun. (EUROPA PRESS) –

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica ha terminado este miércoles la exhumación de las dos fosas comunes del cementerio de Manzanares en las que finalmente han sido exhumados los cuerpos de 34 personas asesinadas por la revisión franquista tras la guerra.

«Han sido 17 días de trabajo ininterrumpido y muy duro a causa de las condiciones del suelo y de la profundidad de una de las fosas que ha superado los 6 metros de profundidad», ha indicado en nota de prensa la asociación.

El equipo ha celebrado el fin de las labores de exhumación, acompañado por un grupo de familiares, y ha depositado un ramo de flores en el fondo de la fosa, «en un ritual que se repite cada vez que la ARMH termina una de sus exhumaciones».

Ahora se procederá al estudio de los restos óseos, para extraer de ellos toda la información de los mismos sobre la edad, la estatura y algunas características físicas que puedan orientar las identificaciones que finalmente se llevarán a cabo mediante pruebas de AND.

Durante los trabajos de exhumación se han encontrado diversos objetos que serán estudiados, restaurados y entregados a las familias en caso de que se produzcan las identificaciones. Entre los objetos había: una medalla de una virgen, unas gafas y además se han recogido numerosos casquillos de bala.

«La ARMH ha llevado a cabo estas labores con sus recursos propios porque rechaza el modelo por el cual el Gobierno pretende subvencionar las exhumaciones», han recordado desde la asociación, que defiende que la búsqueda de los desaparecidos sea tratada como lo que es, «un derecho, y por lo tanto todos y cada uno de los familiares que quieran encontrar a un ser querido sean ayudados y reparados por el Estado».

Finalmente la ARMH ha querido agradecer a familiares y vecinos por haber cuidado al equipo durante estos 17 días de trabajo ininterrumpido.



Source link