Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS. / EFE

El organismo considera que suspender eventos por esta enfermedad podría resultar «contraproducente»

Álvaro Soto

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha registrado ya 3.200 casos de viruela del mono, un número «inusualmente alto» para una enfermedad que no se contagia tan fácilmente como los virus respiratorios. La mayoría de los casos se han dado en hombres que mantienen sexo con hombres y, más concretamente, que han tenido relaciones sexuales con nuevas parejas o múltiples, subraya la OMS, que ha confirmado la primera muerte por la enfermedad en Occidente, aunque sin concretar dónde ni cómo ha ocurrido. Además, el organismo avisa de que la transmisión «se está subestimando», es decir, que probablemente haya más contagiados que los registrados por las estadísticas oficiales.

«Es probable que muchos países hayan perdido oportunidades para identificar casos, incluidos los que no han realizado ningún viaje reciente», advirtió el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus. Sin embargo, la organización no cree que haya que suspender eventos masivos, como los actos del Orgullo LGTBI que se están celebrando en muchas capitales del mundo o fiestas en hoteles y playas propias del verano, e incluso considera que hacerlo podría resultar «contraproducente».

«Las reuniones masivas no amplifican la transmisión por sí mismas, lo que importa es el comportamiento durante los eventos», apuntan los expertos, una recomendación similar a las ya emitidas por la Oficina Regional para Europa de la OMS y el Centro Europeo para el Control y la Prevención de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés).

El director de la Organización Mundial de la Salud señaló que la viruela del mono se ha convertido en una alarma sanitaria mundial después de que saltara a los países occidentales, pero recordó que en África Central ya hay más de 1.500 casos sospechosos y posiblemente unos 70 muertos en los países más afectados, como República Democrática del Congo, la República Centroafricana o Camerún. «Pocos de estos casos están confirmados y se sabe poco sobre sus circunstancias», reveló Adhanom Ghebreyesus.

En España, según los últimos datos del Ministerio de Sanidad, publicados este viernes, se han notificado 736 positivos de la enfermedad en quince comunidades (436 en Madrid, 119 en Cataluña, 78 en Andalucía, 37 en Canarias, 15 en el País Vasco, doce en la Comunidad Valenciana, diez en Baleares, nueve en Aragón, seis en Galicia, seis en Asturias, tres en Castilla-La Mancha, dos en Extremadura y uno en Murcia, Navarra y Cantabria).



Source link