Intento de asalto a una sede del FBI en plena tensión en EEUU por el registro en la mansión de Donald Trump. Un hombre, identificado como un miembro activo de la red social fundada por el expresidente estadounidense, ha intentado entrar en la sede local de los federales en la ciudad de Cincinnati (Ohio, EEUU) portando una pistola de clavos y un rifle semiautomático. Tras efectuar varios disparos y huir de la zona, ha muerto a manos de la policía tras una persecución. 

La vinculación del atacante con Trump se ha conocido a través de un mensaje en Truth Social desvelado por The Washington Post. En este, publicado minutos después del asalto, se decía «si no sabéis de mí, es verdad que he intentado atacar al FBI«. El autor responde al nombre de Ricky Shiffer, y en los últimos ocho días había publicado 374 mensajes en la plataforma del expresidente.

En la mayoría de sus comentarios insistía en la conspiración de que fue Trump el que ganó las elecciones de 2020. Algunos de ellos fueron publicados tras el registro en la mansión de Mar-a-Lago. Otro de sus textos más explícitos fue publicado el martes, en el que invitaba a «estar preparados para matar al enemigo».

[El FBI buscaba documentos secretos sobre armas nucleares en casa de Donald Trump]

El sospechoso, cuya identidad no ha sido confirmada por las autoridades, fue perseguido por la policía después de huir del lugar de los hechos y ha muerto tras el enfrentamiento con los agentes, según informaron medios locales. Ningún miembro de las fuerzas del orden ha resultado herido en el enfrentamiento, según han asegurado las autoridades.

Sobre las 09:15 hora local (15:15 hora española), el hombre intentó penetrar en el edificio del FBI armado con un rifle semiautomático AR-15 y una pistola de clavos, según informaron las autoridades. El sospechoso disparó varias veces contra las fuerzas del orden en su huida, pero no se registraron heridos.

[Trump tacha de «bulo» que guardara documentos de armas nucleares e insulta al FBI: «Son tipos ruines»]

Este intento de asalto ocurre tras un aumento de las amenazas contra el FBI después de que este cuerpo de investigación registrara la mansión del expresidente republicano en Florida. Una operación motivada por la busqueda de documentos clasificados que se llevó al dejar el poder.

Las autoridades no han informado aún sobre las posibles motivaciones de Trump, que recibió semanas antes un requerimiento para que entregara la documentación que poseía. Algo que no hizo, y que precipitó esa operación inédita del FBI. Las últimas informaciones conocidas en EEUU apuntan a que entre esa documentación había informes clasificados sobre armas nucleares. Circunstancia que Trump ha calificado de «bulo».

El FBI muestra su preocupación

El director del FBI, Christopher Wray, ha rechazado en un comunicado los ataques «sin fundamento» contra su estamento tras las acusaciones del expresidente. Y es que además de criticar el registro en su mansión, aseguró que los policías presentes en el registro podrían haber plantado pruebas en las estancias de su propiedad.

«La violencia y las amenazas contra las fuerzas de orden público, incluido el FBI, son peligrosas y deberían preocupar fuertemente a todos los estadounidenses», según señaló Wray también el jueves. Además, también pidió «respeto» para sus agentes ante los insultos de Trump y del Partido Republicano. Miembros de este último han llegado a equiparar a la policía federal con la Gestapo nazi.



Source link