LOS PALACIOS Y VILLAFRANCA (SEVILLA), 15 Oct. (EUROPA PRESS) –

El Ayuntamiento de Los Palacios y Villafranca (Sevilla), gobernado por Juan Manuel Valle (IP-IU), ha informado de que, de nuevo este año, se ha activado el procedimiento de gestión que tiene por objeto regular la quema de los restos vegetales que quedan una vez recogida la cosecha de arroz. Recordemos que a dicho control se llegaba el pasado año por acuerdo de la Consejería de Agricultura y Desarrollo Sostenible, ayuntamientos de la zona como el palaciego, así como la Plataforma de vecinos afectados por las quemas y el sector arrocero.

Las instalaciones del Palenque Municipal acogen desde hace algunos días una unidad móvil de medición de la calidad del aire instalada por la Consejería de Agricultura y Desarrollo Sostenible, que tiene las competencias en medio ambiente. Este medidor ya estuvo en la localidad el pasado año, también coincidiendo con el inicio de la siega del arroz tras la cual se produce la quema del pasto sobrante en las parcelas.

El objeto es controlar el buen desarrollo de estas labores agrícolas conforme al procedimiento de control y vigilancia que desde el pasado año acordaron los ayuntamientos que se encuentran en el entorno de las marismas, junto a la Junta de Andalucía y el sector arrocero. Este procedimiento persigue evitar la afección de la calidad del aire, así como las molestias que se generan en las poblaciones cercanas a las parcelas de arroz una vez que se queman los restos de la cosecha.

El edil de Medio Ambiente del Ayuntamiento palaciego, José Manuel Triguero, hacía una valoración positiva de los resultados obtenidos la pasada campaña una vez aplicado este procedimiento de control.

«Para hacer compatible la importante actividad económica que representa el cultivo del arroz en nuestra zona con la calidad del aire, se acordó hacer este tipo de controles en la quema de rastrojos. Para ello, con 48 horas de antelación y según la previsión meteorológica, este sistema habilita a un determinado número de polígonos y parcelas de arroz para que puedan proceder a la quema del pasto, y por tanto se controla y se coordina el número de parcelas para que la afección del aire sea la mínima».

En Los Palacios y Villafranca ya se han producido las primeras quemas de rastrojos, y según el propio edil palaciego parece que este sistema de control sigue dando buenos resultados. «El año pasado fueron mínimas las molestias y esperemos que este año ocurra lo mismo».



Source link