• Un bombero, con experiencia en la resolución de conflictos, consiguió que el hombre desistiera de su conducta


  • El profesional no dudó en subirse a la viga en la que se encontraba el hombre de mediana edad para evitar una tragedia


  • Los hechos ocurrieron en el paso subterráneo de la Ronda Urbana Norte por lo que se cortó el tráfico en la zona

Un bombero del Ayuntamiento de Sevilla, psicólogo de formación con experiencia en la resolución de conflictos, consiguió evitar este viernes que un hombre de mediana edad se arrojase al vacío. No fue fácil, fueron necesarias más de tres horas de negociación.  

El hombre se había subido a una viga ubicada en el paso subterráneo de la Ronda Urbana Norte, a cinco metros de altura. El bombero, no dudó en subirse a la viga, para conversar con él y evitar una tragedia.

“Salvar una vida con la palabra, miradas, comunicación no verbal, generando confianza en situaciones extremas” destaca Emergencias Sevilla en su cuenta de Twitter, desde donde se valora la “brillante intervención psicológica” del profesional.

En las imágenes se puede ver cómo el bombero del Ayuntamiento de Sevilla se aproxima al hombre de mediana edad, y conversa con él subido a la viga. Se encargó de la negociación encaminada a que esta persona desistiese de su conducta y abandonase el lugar.

Fueron los viandantes quienes a las cinco de la tarde alertaron a los servicios de emergencias de la presencia de un hombre subido a una viga en la Ronda Urbana Norte. Un aviso que activó un dispositivo integrado por Bomberos y Policía Local, con el que se procedió a cortar el tráfico en la zona en ambos sentidos. Tres horas y media después, los bomberos conseguían rescatar ileso al hombre de mediana edad.



Source link