• El Gobierno se reafirma en su posición ante Marruecos y urge a una salida «diplomática» a la crisis

La ministra portavoz, María Jesús Montero, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros ha vuelto a esas palabras de Sánchez para decir que expresan “con total claridad” la posición de ejecutivo: “Insistimos en que no es admisible que el Gobierno de Marruecos desafíe la frontera y la integridad territorial” española. Lo que no quita, según ha añadido, para que se apueste por una «actitud constructiva» con el país vecino, ni impide que haya una «voluntad de que acabe la tensión» puesto que «España quiere y desea mantener una buena relación como siempre» con Marruecos.

España y Marruecos, ha subrayado la ministra, son «dos países que se necesitan» tanto por su vecindad como por las fuertes relaciones comerciales y, además, en el caso de Rabat porque España es su principal valedor en la UE. Desds estas premisas, entiende que hay que dejar a la «alta diplomacia» hacer su trabajo. Con discreción. «Para que se puedan reconducir situaciones complejas o malentendidos».

Montero ha señalado que la presión en las fronteras ha disminuido, pero aun y todo se mantiene el despliegue policial para que el episodio no se repita. Para ella, no fue una crisis migratoria «sino un ataque real a nuestras fronteras» y por tanto el Gobierno tiene la «obligación» de mantener la unidad y la integridad en todo el territorio.

La Justicia y el ‘caso Brahim Ghali»

De otro lado, la ministra de Hacienda ha recordado que en España el poder judicial es independiente y por tanto le corresponde a este decidir las medidas que adoptar contra el líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, cuya hospitalización en Logroño para recibir tratamiento contra la COVID-19 marcó un punto de inflexión en la crisis diplomática.

Ghali ha negado este martes cualquier implicación en las graves violaciones de Derechos Humanos que le atribuyen las dos querellas presentadas en su contra durante la declaración que ha llevado a cabo por vía telemática ante el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz.

En este sentido, Montero ha pedido al líder del Polisario que «colabore con la justicia, como ha hecho» hasta ahora, al tiempo que ha dicho que una vez se recupere el Gobierno entiende que «se marchará a su lugar de origen».



Source link