MADRID, 4 Ago. (EUROPA PRESS) –

La agencia de calificación crediticia Moody’s ha mejorado todos los ratings de Deutsche Bank, con perspectiva positiva, por primera vez desde 2007, según ha informado la firma en un comunicado.

Esta es la primera mejora de calificación de Deutsche Bank por parte de Moody’s en 14 años y una de las pocas mejoras de calificación de cualquier gran banco europeo por parte de una de las principales agencias de calificación en 2021.

Desde noviembre de 2020, la perspectiva de las calificaciones de Deutsche Bank ha sido elevada por todas agencias y Moody’s colocó el rating de Deutsche Bank en revisión para actualización el 17 de mayo.

En concreto, la firma ha revisado al alza la nota crediticia de los depósitos a largo plazo, desde ‘A3’ a ‘A2’ y a corto plazo, desde ‘P2’ a ‘P1’. También ha mejorado el rating de las notas senior no preferentes de deuda, de ‘Baa3’ a ‘Baa2’. Por su parte, la calificadora también ha mejorado de ‘ba1’ a ‘baa3’ la BCA (Baseline Credit Assessment) de la entidad, una medida de probabilidad de impago excluyendo apoyo externo.

La agencia de rating cree que el banco “será capaz de salvaguardar los logros en el crecimiento de los ingresos y ganancias y mantener contenidas las disminuciones de ingresos o de participación de mercado en su negocio de mercados de capitales en un entorno menos favorable”, ha señalado Moody’s.

Moody’s ha explicado también que la mejor nota en el BCA se debe a que la agencia cree que Deutsche Bank continuará avanzando en su meta de objetivos a medio plazo, en particular en el hecho de mantener una rentabilidad adecuada, aunque “relativamente modesta”. Además, la mejora en el BCA refleja la expectativa de la agencia de que el banco mantendrá su sólido capital y sus colchones de capital.

La calificadora considera probable que la tensión adicional en las ganancias derivada del persistente entorno de bajos tipos de interés se desvanezca a partir de finales de 2021, lo que ofrece la posibilidad de mayores ganancias en los segmentos de banca minorista y corporativa de Deutsche Bank.

De su lado, la perspectiva positiva en los depósitos a largo plazo y la deuda senior no garantizada del banco refleja la posibilidad de que la rectificación de los desafíos comerciales de la entidad podría resultar en un nivel sostenido y mejorado de estabilidad en su perfil financiero, que con el tiempo respaldaría la consideración de un nuevo cambio de calificación al alza.



Source link