Domingo Viera | Con la participación de más de 300 delegadas y delegados de las distintas islas canarias, miembros de los sindicatos “Sindicalistas de Base de Canarias” (SB Canarias) y del “Frente Sindical de Obreros de Canarias” (FSOC), se celebró el pasado día 1 de mayo, en el Sur de Gran Canaria, el Congreso Constituyente de la “Federación Sindical de Canarias”

Esta fusión es el resultado de un proceso de más de un año de encuentros, debates y elaboración conjunta de documentos que ha tenido como resultado la unión de ambas organizaciones.

Durante toda la mañana las delegadas y delegados han terminado de debatir y, finalmente, aprobar por unanimidad dos ponencias. Una relativa a la situación sociopolítica internacional y de Canarias y otra referida a los Estatutos de la nueva Federación.

La nueva Federación Sindical Canaria, que se ha constituido, contará en su seno con más de 8.000 afiliadas y afiliados en todo el territorio de Canarias que están representados por 1.800 delegadas y delegados sindicales. Se convierte así en la tercera fuerza sindical a nivel canario después de UGT y CCOO. Esto va a suponer un salto cualitativo en la capacidad de representación de dicha Federación en los distintos ámbitos de la negociación colectiva. Valga como ejemplo que, en el sector de hostelería, la Federación, ahora constituida, podrá participar legalmente en las negociaciones del sector a nivel estatal al superar el 10 por ciento de la representación sectorial. Así mismo mejorará dicha participación en Comercio y otros sectores.

En el ámbito de la lucha de la clase obrera, como dice textualmente el primero de los documentos aprobados, “La Federación Sindical Canarias, que hoy nace, se reclama heredera de la mejor tradición de lucha u organización de las clases populares de Canarias, de las mujeres y hombres que lo hicieron posible y de la innegable tradición solidaria de nuestro pueblo. Reclamamos todo ese bagaje cultural, social y político como un impulso que, desde el pasado, llega hasta nuestros días y nos obliga a comprometernos con la historia, retomándolo en el punto en que aquellas compañeras y compañeros lo dejaron”.

El Congreso también se comprometió a seguir trabajando en el proceso de unidad:” Aceptamos la tarea de reconstruir la unidad de los trabajadores y forjar una poderosa organización que agrupe a lo mejor de la clase trabajadora bajo las siglas de la Federación Sindical Canaria”.

Este Congreso y el resultado del mismo abre una ventana de esperanza en el panorama sindical canario. Con las debidas reservas, expresadas por algunos delegados en las conversaciones de pasillos, debido al grave momento de precariedad en el que vive el conjunto de la población canaria y a la debilitada conciencia de clase, en el horizonte más cercano aparece la posibilidad de que este mismo proceso de unidad se pueda dar con la Intersindical Canaria, formación surgida en 1993 de la fusión de tres sindicatos canarios: el “Sindicato Obrero Canario” (SOC), La “Confederación Autogestionaria Nacionalista Canaria” (CANC) y el “Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza de Canarias” (STEC). Pero ese es un proceso que aún ha de superar determinadas dificultades.

Finalmente, el Congreso eligió por unanimidad, como Secretario General, a Daniel Casal Pardo (anterior Secretario General de FSOC) y también el Consejo Federal, compuesto paritariamente por 10 mujeres y 10 hombres.

El Congreso se clausuró con el llamamiento del nuevo Secretario General a seguir unidos y en la lucha y con el canto de la Internacional.



Source link