La UOC ha monitorizado durante meses las tendencias en el mercado laboral y cuáles son las ofertas laborales y las competencias más demandadas actualmente.

Entre las conclusiones que extrae se encuentran estas competencias:

  • la capacidad de adaptación al cambio
  • el conocimiento sobre la utilización de las TIC
  • la capacidad para solucionar problemas
  • la demostración de responsabilidad y compromiso con la tarea por desarrollar
  • el trabajo en equipo
  • la gestión del tiempo
  • la toma de decisiones

Estas competencias transversales representan una perspectiva de empleabilidad más alta de aquellos profesionales que las reúnan. Asimismo, no debe olvidarse que las empresas también buscan otras competencias más humanas, como la capacidad de generar sinergias positivas y la inteligencia emocional.

Con la pandemia, muchas empresas se han visto obligadas a experimentar con una nueva realidad, que hoy está más presente que nunca: reinventarse ha dejado de ser una opción y se ha convertido en una cuestión de supervivencia. Liderando esta nueva situación, y tal como se ha expuesto, el talento joven es el principal motor de cambio.

Tal como explica Àngels Fitó, vicerrectora de Competitividad y Empleabilidad de la UOC, «nos encontramos con un contexto complejo y cambiante que nos afecta directamente, puesto que nos sitúa ante una nueva realidad con respecto a la empleabilidad. Esta tendencia se caracteriza por la intensificación del movimiento globalizador y el impacto de la segunda ola tecnológica, que genera tanto cambios en las dinámicas de trabajo en las empresas como la aparición de nuevos perfiles profesionales».

Y añade: «Por un lado, en las empresas se registra una tendencia a crear nuevas formas de trabajo organizadas de forma transversal y circular, un liderazgo distribuido y equipos de trabajo autogestionados, así como el incremento del trabajo híbrido. Por otro lado, hacen falta nuevos perfiles profesionales que generen sinergias positivas con las nuevas tecnologías y que, simultáneamente, se complementen con otras disciplinas, y ello sin olvidar que estos nuevos perfiles tienen que destacar por sus competencias transversales —como la adaptabilidad al cambio y la gestión del tiempo— y sus competencias humanas (conocidas también como las soft skills), como es el caso de la inteligencia emocional«.

Eva Rimbau, profesora de los Estudios de Economía y Empresa de la UOC, afirma que «una clara tendencia dentro del mercado laboral actual es la automatización y la digitalización. Cada vez es más evidente que algunos trabajos, especialmente los rutinarios o repetitivos, ya han sido sustituidos por máquinas automatizadas, como es el caso de operarios de planta, personal de limpieza o montadores, puesto que son los empleos que no requieren pensamiento crítico, liderazgo, competencias digitales, adaptación al cambio, idiomas o cualidades para comunicarse, entre otros, los que aceleran precisamente este proceso hacia la digitalización. Por lo tanto, es fundamental entender que ante esta nueva situación laboral se requieren profesionales con amplias competencias para adaptarse rápido a las nuevas maneras de trabajar y a las nuevas profesiones».

Finalmente, Carmen Pagès, responsable de prospección y análisis laboral en la UOC, concluye que «tenemos que ser capaces de entender que no todos los trabajos tienen por qué llegar a su fin. De hecho, los adelantos tecnológicos favorecen la transformación y el cambio, pero no implican su completa eliminación. Las tareas consideradas rutinarias son muy automatizables, pero, por el contrario, una máquina nunca podrá realizar una tarea que no esté estructurada. Las personas jugamos con ventaja, porque tenemos creatividad y emociones y sabemos comunicar. En un futuro, los humanos trabajaremos en profesiones que requieran habilidades sociales avanzadas, habilidades socioemocionales y habilidades cognitivas más complejas, y que cada vez tendrán más demanda dentro del mercado laboral. Por lo tanto, tenemos que mantener nuestra capacidad de emocionarnos, de persuadir, de querer y de aprender constantemente, puesto que estas son características que nos hacen insustituibles frente a todas las tecnologías e innovaciones».

Formación en competencias digitales

Las competencias digitales son imprescindibles para crecer en el mercado laboral, desarrollar tu carrera profesional y no quedarte estancado. Desde CEPYME somos conscientes de lo que buscas y por eso hemos puesto en marcha, junto al Ministerio de Educación y Formación Profesional y con la experiencia de Telefónica Educación Digital, el programa de formación “Trabajamos en Digital”. Puedes apuntarte sin ningún coste, ni para ti ni para tu empresa, al primer curso titulado “Digitalización aplicada al sector productivo”.

¿Qué requisitos tengo que cumplir?

  • Ser empleado de una empresa (trabajador por cuenta ajena)
  • Autónomo (trabajador por cuenta propia)
  • Ser empleado público
  • Estar en situación de ERTE

¿Qué te vas a encontrar en el curso? Clases en directo a través de aula virtual, lecciones interactivas, contenido teórico descargable, material complementario en PDF, foros, videotutoriales, actividades de refuerzo o ponencias virtuales. Entre muchas otras cosas…

¿A qué esperas? Las plazas son limitadas. Infórmate y súmate al cambio. ¡Únete al impulso digital!

Me interesa



Source link