Las tarifas que cobra el puerto de Acajutla por sus servicios vencen el próximo 26 de agosto, tras las dos prórrogas que ha autorizado la Autoridad Marítima Portuaria (AMP) en los últimos meses.

El pliego tarifario de la terminal marítima vencía originalmente en el 2020; sin embargo, la Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA), responsable de su administración, solicitó que este se extendiera por la crisis económica que originó la pandemia de covid-19.

La primera petición fue enviada en julio de 2020, pero la AMP la rechazó. Esta resolución fue acordada por el consejo directivo de la AMP el 29 de julio anterior, según copia del acta número 30.

En dicha sesión, los directores de la autoridad establecieron que la vigencia del pliego tarifario llegaba hasta el 26 de octubre, al considerar el período de 86 días en que los plazos administrativos y judiciales estuvieron suspendidos por los decretos legislativos de emergencia que se emitieron durante la cuarentena.

En esa oportunidad, la CEPA justificó la solicitud en un informe del Banco Central de Reserva (BCR), en el que se pronostica una caída de entre 6.5 % y 8.5 % de la economía salvadoreña en 2020. La última actualización del BCR situó la caída de la economía local en un 7.9 %.

La CEPA también resaltó que había “un ambiente de incertidumbre” por la pandemia; así como la disminución en los ingresos que experimentó el puerto hasta junio pasado, que sumaban $3.7 millones para esa fecha.

“La administración portuaria, considerando la situación de emergencia en la que se encuentra el país a raíz de la pandemia por el covid-19, estima que no es conveniente solicitar en este momento la actualización del pliego tarifario y que, en cambio, es prudente solicitar a la AMP que dicho pliego se mantenga vigente por un año más a fin de presentarlo en un entorno de mayor certeza a nivel de la economía nacional e internacional”, dijo la CEPA en la comunicación que sostuvo con la AMP.

Al extender el cobro de las tarifas hasta el 26 de octubre, el consejo de la AMP determinó que no era procedente autorizar la prórroga que pedía CEPA y le advirtió que con una antelación de 45 días calendario previos a la expiración de este plazo deberá iniciar el proceso para que se le autorice un nuevo pliego.

El 11 de septiembre de 2020, la AMP recibió una nueva solicitud de prórroga para las tarifas por parte de la CEPA. En esta oportunidad, la autónoma pidió ampliar la vigencia de las tarifas por 10 meses bajo los mismos argumentos

“Debido a la complejidad técnica que implica el análisis, preparación y aprobación de la Junta Directiva de CEPA de las tarifas del Puerto de Acajutla, hacen inviable cumplir con los plazos determinados por la AMP en la resolución 77/2020”, planteó la CEPA.

El consejo directivo de la AMP acordó conceder esta segunda prórroga, por lo que la vigencia de las tarifas se extendió hasta el 26 de agosto de este año.

En el acuerdo, se advirtió a la CEPA que en un plazo no mayor a 60 días calendario previo al vencimiento de las tarifas debe remitir su nueva propuesta para el pliego tarifario.

La AMP es el ente regulador del sector portuario en El Salvador. Una de sus atribuciones es la de regular tarifas portuarias.

Tags:





Source link