Todos los seres vivos tienen una relación ancestral con la Naturaleza, incluidos los humanos. Aunque la estamos perdiendo. Y eso a nuestro estado de ánimo no le sienta nada bien.

Hoy en día la mayor parte de la población del Primer Mundo vive en grandes ciudades, con escaso contacto con la Naturaleza, más allá de pasear por algún parque de vez en cuando.

Por si fuera poco, en estos dos últimos años los confinamientos y la pandemia nos han hecho recluirnos aún más en casa, y reducir las excursiones y las vacaciones.

Vivir en una ciudad es estresante, pero cada más estudios demuestran que el no tener contacto con la Naturaleza, añade aún más estrés y depresión.


Viajar no solo es una experiencia física, sino también mental y espiritual, un modo de conectar con la naturaleza. Descubre siete lugares que deberías visitar antes de que se esfumen para siempre.

En países como Estados Unidos, Finlandia y otros lugares, a las personas con depresión, ansiedad, estrés, exceso de trabajo y otros problemas, los médicos las recetan pasar al menos dos horas a las semana en contacto con la Naturaleza.

Pero en Canadá han ido un paso más allá. Diversas asociaciones médicas pusieron en marcha hace un par de años un programa llamado PaRx, para recetar diferentes activades al aire libre a ciertos tipos de pacientes que necesitan desconectar de la ciudad.

Estas activades incluyen hacer senderismo, pasear por el bosque, o simplemente practicar la jardinería.

Ahora, un acuerdo con el servicio de parques nacionales del país, permite que los médicos receten pases de actividad en parques nacionales, directamente a sus pacientes.

Estos pases de actividad son diferentes experiencias que se llevan a cabo en los numerosos parques nacionales de Canadá: desde excursiones en canoa a visitas guiadas, ascenso a cumbres, o simplemente, acceso a lugares muy solicitados que tienen visitas limitadas. Un gran incentivo, porque a los pacientes les sale gratis.


Guía comparativa con las mejores bicicletas eléctricas de montaña. Veremos diferentes modelos y tipos de bicicletas para que sepas cuál es la mejor para ti.

Los resultados de estas curiosas «recetas» sin medicamentos, están siendo excelentes.

Según la web médica Dr Axel, pasar unas horas a la semana al aire libre tiene numerosos beneficios físicos y mentales.

A nivel físico, actividades tan sencillas como pasear por un bosque o escuchar los sonidos de la Naturaleza sentados en un banco reducen el índice de grasa corporal en los preescolares, reduce la tensión arterial en los adultos, mejora el sueño, reduce el estrés, e incluso mejora la inmunidad.

A nivel mental, mejora el estado de ánimo, reduce la ansiedad, los niveles de cortisol (estrés), y los síntomas de hiperactividad.

Así que no esperes a que te lo recete el médico: pasa al menos 2 horas a la semana en pleno contacto con la Naturaleza, y tu salud física y mental te lo agradecerá.



Source link