[ad_1]

SEVILLA, 18 Oct. (EUROPA PRESS) –

El PSOE de Sevilla ha defendido este martes que no ha recibido «ninguna cantidad económica» procedente de la trama de comisiones ilegales y dádivas a funcionarios y responsables institucionales promovida por la empresa Fitonovo a la búsqueda de contrataciones, avisando de que el exconcejal del PSOE Manuel Gómez Lobo y el exasesor socialista Domingo Enrique Castaño, quienes han reconocido los hechos merced a un acuerdo de conformidad con la Fiscalía, «vierten estas acusaciones falsas» contra el partido «con el fin de obtener ventajas jurídicas», en alusión a la rebaja de penas aceptada por el Ministerio Público.

En concreto, en el juicio por las supuestas comisiones ilegales que habrían mediado en los contratos adjudicados por el Ayuntamiento hispalense a la empresa Fitonovo, tanto el exconcejal como el exasesor socialistas se declaraban culpables a cambio de una rebaja de las penas requeridas por la Fiscalía, que solicitaba más de un año y medio y que, finalmente, ha reducido sus peticiones por debajo del año de cárcel y a un máximo de 1.800 euros las multas, frente a las iniciales de más de 4.200, al apreciar las atenuantes de confesión y dilaciones indebidas. Además, ambas partes han pactado la suspensión de las penas de prisión.

En su escrito de conclusiones provisionales, recogido por Europa Press, la Fiscalía señalaba que los socialistas encartados consiguieron que Fitonovo, «a cambio de las adjudicaciones ilícitas y un permanente trato de favor hacia la empresa», asumiera pagar al partido alrededor de 160.000 euros, entre otras cosas para unas obras en la Agrupación Local Macarena.

LAS DECLARACIONES DE GÓMEZ LOBO

En su comparecencia como acusado, Gómez Lobo reconocía que junto con Domingo Enrique Castaño recibió 30.000 euros por parte de Fitonovo, un dinero que «entró» en las arcas del PSOE porque ambos lo entregaron al mismo, si bien después aseguraba, por contra, que no entregaron cantidad alguna. «Tengo 80 años. Hace 19 años de eso, no lo puedo recordar todo», decía tras su confesión verbal inicial.

Frente a ello, el PSOE ha negado «rotundamente haber recibido» en sus cuentas «ninguna cantidad económica proveniente de ninguna trama corrupta» y pone su contabilidad, «escrupulosamente fiscalizada, a disposición de la justicia». «Toda nuestra financiación es absolutamente legal y transparente», defiende el PSOE.

Al punto, ha rechazado los pronunciamientos de Gómez Lobo y Castaño, descargando «toda la responsabilidad en quienes se beneficiaron personalmente de una trama corrupta y que ahora, 15 años después, vierten estas acusaciones falsas con el fin de obtener ventajas jurídicas», en referencia a la rebaja de penas acordada con la Fiscalía en paralelo al reconocimiento de los hechos.

EL PP «NO PUEDE DAR LECCIONES»

«El PSOE de Sevilla va a defender su honorabilidad hasta las últimas consecuencias y estudiará todas las acciones legales necesarias contra aquellas personas que involucren directa o indirectamente al partido en esta trama corrupta», asevera el partido, advirtiendo de que el PP «no puede dar lecciones de ética ni de honorabilidad porque es el único partido de España condenado por corrupción y por financiación ilegal».

«Es una gran muestra de ese cinismo que el PP se permita lanzar
acusaciones infundadas contra el Partido Socialista, cuando el exconcejal del PP Joaquín Peña supuestamente recibió un coche financiado por Fitonovo», indica el PSOE, después de que el citado exedil del PP haya comparecido también como acusado en el juicio y haya negado los hechos atribuidos en su contra.

«Cualquier caso de corrupción, de uso indebido de dinero público o de enriquecimiento ilícito nos parece del todo condenable y rechazable, venga de donde venga. Pedimos que se investigue hasta el final este caso o cualquier otro y que se depuren todas las responsabilidades jurídicas», concluye el PSOE.

[ad_2]

Source link