La reunión de la comisión bilateral entre Rusia y Estados Unidos sobre el control de armas nucleares que debía celebrarse a partir de este martes en El Cairo ha sido pospuesta, según ha informado este lunes el Ministerio de Exteriores ruso. El asunto a tratar en este encuentro está en enmarcado dentro del Tratado START o START III.

«La sesión de la comisión bilateral de consultas anteriormente planificada del 29 de noviembre al 6 de diciembre en El Cairo sobre el Tratado START ruso-estadounidense no se celebrará en estas fechas«, ha señalado la diplomacia rusa, aunque no han especificado las causas.

El Ministerio de Exteriores ha indicado que «la reunión se pospone para más adelante», al reservarse también la posible nueva fecha de las consultas, que falta por concretar.

[Gerashchenko, asesor del Gobierno ucraniano: «Dar Crimea a Putin sería igual que cederle Barcelona»]

Según ha informado la Embajada de Estados Unidos en Moscú al diario ruso Kommersant, «la parte rusa pospuso unilateralemente la reunión y afirmó que propondría nuevas fechas».

Relaciones estancadas

La reunión había sido anunciada por el viceministro de Exteriores ruso, Serguéi Riabkov, después de que el director del Servicio de Inteligencia Exterior de Rusia, Serguéi Narishkin, y el director de la CIA, William Burns, abordaran en Ankara el creciente riesgo nuclear y las tensiones internacionales derivadas de la intervención militar rusa en Ucrania.

EEUU suspendió el diálogo sobre el control de armas tras la invasión de Rusia en Ucrania. Este puede ser uno de los motivos por los que Moscú haya cancelado a última su encuentro en Egipto.

Vladímir Putin en una reunión en Moscú durante esta semana.


Vladímir Putin en una reunión en Moscú durante esta semana.

Reuters

En febrero de 2021, el presidente ruso, Vladímir Putin, y su homólogo de EEUU, Joe Biden, prorrogaron cinco años el último tratado de desarme nuclear vigente entre ambas potencias, que había sido firmado en 2010.

El Nuevo START, que incluye específicamente un sistema de inspección de los arsenales, debía reducir en un 30 % el número de cabezas nucleares, hasta 1.550 por país. Además, limitó a 700 el número de misiles balísticos intercontinentales, el de los desplegados en submarinos y bombarderos estratégicos equipados para armamento nuclear. También redujo a 800 el de lanzaderas para misiles intercontinentales, lanzaderas submarinas para misiles balísticos y bombarderos estratégicos equipados para armamento nuclear.



Source link