[ad_1]

Hospital La Fe de Valencia, donde se encuentra ingresado el paciente. / reuters

Las muestras analizadas en el Instituto Carlos III también dan negativo para ébola

Álvaro Soto

El Ministerio de Sanidad descarta la presencia del virus de Marburgo en el paciente sospechoso que fue aislado en Valencia este viernes. Las muestras, analizadas por el Instituto Carlos III, también han dado negativo para ébola.

La Comunitat Valenciana activó el viernes por la noche la alerta sanitaria ante un caso sospechoso del virus de Marburgo en un varón de 34 años que presenta síntomas compatibles con la enfermedad y que estuvo en Guinea Ecuatorial durante un periodo de tiempo que se podría corresponder con el de la incubación y desarrollo de esta enfermedad.

Según informó la Consellería de Sanitat en un comunicado, las muestras biológicas del paciente se remitieron al laboratorio de referencia del Instituto de Salud Carlos III de Madrid para la posible confirmación. El paciente fue trasladado desde un hospital privado y se encuentra ingresado en la Unidad de Aislamiento de Alto Nivel del Hospital Universitario y Politécnico La Fe de Valencia.

El virus de Malburgo, similar al ébola, tiene una alta letalidad, con una tasa que está por encima del 50% de fallecimientos entre quienes la padecen, aunque algunas investigaciones la elevan hasta el 88%.

Europa se había puesto en alerta con esta enfermedad después de que el 14 de febrero, la Organización Mundial de la Salud (OMS) informara sobre un brote en Guinea Ecuatorial, en la provincia Kie Ntem situada en la parte noreste del país, en la zona limítrofe con Camerún y Gabón. El Ministerio de Sanidad ecuatoguineano ha confirmado hasta ahora nueve fallecidos, 16 casos sospechosos -14 asintomáticos y dos con síntomas leves-, 21 personas aisladas y vigiladas en sus viviendas por haber sido contacto de segundo orden de los fallecidos y 4.325 personas en cuarentena en sus viviendas. Camerún, por su parte, ha detectado dos casos.

Tras el aviso de la OMS, el Ministerio de Sanidad publicó un protocolo de actuación para la enfermedad. El documento, firmado por los técnicos del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), explica que el virus de Marburgo es una enfermedad hemorrágica febril que comienza de forma brusca con fiebre, dolor muscular, debilidad, dolor de cabeza y odinofagia.

Entre el 50 y el 80% de los pacientes sufre un debilitamiento rápido acompañado por síntomas gastrointestinales, molestias abdominales, náuseas intensas, vómitos y diarrea en un plazo de dos a cinco días. La intensidad de la enfermedad se incrementa entre los cinco y los siete días y los síntomas neurológicos (desorientación, convulsión y coma) pueden ocurrir en etapas posteriores.

El virus de Marburgo se contagia por contacto directo entre personas a través de la piel o las mucosas con sangre, secreciones, órganos u otros líquidos corporales de personas infectadas, así como con superficies y materiales contaminados con dichos líquidos, como ropa personal o de cama. También se producen infecciones por el contacto directo con animales muertos o vivos infectados y el texto de Sanidad avisa de que se han descrito casos de transmisión al personal sanitario por contacto estrecho con pacientes por un uso no adecuado del equipo de protección individual.

Actualmente, no existe tratamiento para la enfermedad, aunque una terapia con líquidos intravenosos, oxígeno suplementario y electrolitos puede mejorar el estado de los pacientes.

[ad_2]

Source link