«Reconocimiento pero también reparación». Éste fue el mensaje del doctor Miquel Fiol Sala en el acto de homenaje a la II República y a los represaliados de la Guerra Civil que se celebró este sábado a mediodía en el Racó de la Memòria, al lado del cementerio de Porreres. Se depositaron flores y se vivió mucha emoción junto a la puerta de madera donde todavía se observan los agujeros de las balas.

El cirujano, que este año ha sido reconocido con el Premi Ramon Llull, dio sus impresiones acerca de la represión y manifestó que se ha avanzado con la identificación y el reconocimiento de los represaliados pero «hay que continuar con un proceso de restitución del honor». Como uno de los ejemplos paradigmáticos de esta restitución citó a Porreres «con el caso de Climent Serra asesinado en Manacor y que dará nombre a la ampliación de la escuela».

Uno de los momentos mas emotivos fue cuando Fiol dijo «vengo de una familia de derechas. En nombre de todos aquellos que no se atrevieron a pedir disculpas yo pido perdón». El acto finalizó con la lectura de los nombres de los fusilados.



Source link