Inicio Noticias Cultura «Soy producto de mi generación»

«Soy producto de mi generación»

0
«Soy producto de mi generación»

[ad_1]

   MADRID, 19 Sep. (EUROPA PRESS) –

   El Círculo de Bellas Artes, La Fábrica y el Centre d’Art Tecla Sala han presentado la exposición ‘Memoria Vivida’, en torno a la trayectoria de Pilar Aymerich –Premio Nacional de Fotografía en 2021– quien se ha autodefinido como un «producto» de su «generación».

   La muestra se podrá visitar en la Sala Picasso del Círculo hasta el próximo 7 de enero. En total se muestran 154 fotografías que abarcan toda su carrera profesional. Además de recoger las imágenes más icónicas y reproducidas de su trabajo, Neus Miró, comisaria de la muestra, ha querido destacar e incluir otras muchas fotografías «que apenas se han podido ver».

   En este sentido, destacan las imágenes tomadas en La Habana en 1982 o las que conforman el proyecto ‘Viajeras a La Habana,‘ un trabajo compartido que Pilar Aymerich y la historiadora Isabel Segura comenzaron en 2008 y que se exponen por primera vez.

   La propuesta, ordenada cronológicamente, incluye el cortometraje ‘Entreacto’, en el que Aymerich aparece como actriz. Realizado en 35mm, sólo se pudo ver en una única ocasión anteriormente, en 1974 en un cine de Barcelona.

   Tras formarse en dirección teatral en la Escuela de Arte Dramático Adrià Gual en Barcelona, Pilar Aymerich estudió fotografía en Londres y París antes de establecerse en 1968 en su ciudad natal, donde inicia su carrera publicando habitualmente en revistas como ‘Serra d’Or’, ‘Triunfo’, ‘Destino’, ‘La Calle’, ‘El Viejo Topo’ o ‘El País’.

   Aquellos años de formación en teatro «dejaron una importante huella» en Aymerich, según ha destacado la comisaria. «El teatro la marcó y se convirtió en algo distintivo en su producción. En sus fotografías la escenografía tiene un papel fundamental«, ha destacado Neus Miró durante la presentación.

   En 1974 empieza a colaborar en Televisión Española, en programas como Personatges (con Montserrat Roig); Crear i viure (programa cultural de arte); Per molts anys (con Rosa Maria Sardá) o La Luna (con Julia Otero). Impartió clases de fotografía en el Área de Juventud del Ayuntamiento de Barcelona y seminarios en el Institut d’Estudis Fotogràfics de Catalunya.

   «Su labor como fotógrafa de calle logra una gran relevancia a partir de 1975, en consonancia con la visibilidad que adquieren los movimientos sociales después de la muerte de Franco», han recordado los organizadores de la muestra. Su cámara fue testigo de manifestaciones, huelgas, celebraciones y movimientos sociales «siempre desde una consciencia social, humanista y feminista».

   «En sus fotografías se mezclan los hechos que hicieron que Barcelona cambiara radicalmente y sus protagonistas; tanto la gente que salía a la calle reclamando sus derechos como aquellas personalidades de la cultura del momento que posaron para ella (su vinculación especialmente con el mundo del teatro es una constante en su trabajo)», han apuntado.

   «Soy el producto de mi generación. He estado muy marcada por los acontecimientos», ha enfatizado Pilar Aymerich en la presentación. Otro de los rasgos distintivos en la vida de Aymerich (y reflejado en su trabajo) es su implicación en las diferentes causas sociales y políticas.

FEMINISMO EN LOS 70

   Según han reseñado, este compromiso ha dado lugar a algunas de las fotos más representativas, no solo de su carrera, sino también del momento que atravesaba España. Es el caso de las imágenes que recogió en las Jornades Catalanes de la Dona, organizadas por la Asociación Nacional de Comunicación Humana y Ecología, asociación feminista de la que Aymerich era miembro.

   Las reuniones se celebraron en el Paraninfo de la Universidad de Barcelona en 1976 y supusieron un impulso al feminismo. «No sé si soy fotógrafa o una persona que hace fotografía. Como fotógrafa tengo muy en cuenta lo que tengo delante como persona y, para mí, la ética es fundamental», ha remarcado la fotógrafa

   «El valor de la cultura ha sido siempre muy importante para mí, fuera también del propio ambiente cultural«, ha comentado. Destaca especialmente todo aquello relacionado con el teatro, así como los vínculos personales y profesionales iniciados ya en su etapa formativa y mantenidos durante toda su carrera.

[ad_2]

Source link