MADRID, 16 Dic. (EUROPA PRESS) –

   El director de cine Juanma Bajo Ulloa ha señalado que España tiene un “poder extraordinario” y una creatividad “casi excepcional”, pero que “es presa y está siempre en manos de la falta de escrúpulos culturales que tiene la clase política“.

   “En la política deberían estar personas racionales, profesionales, y tenemos a un grupo en manos de sus emociones y de su visceralidad, por eso está tan pervertido todo en esta sociedad“, ha criticado en una entrevista a Europa Press Bajo Ulloa, quien ha presentado ‘Baby’, su nuevo largometraje que se estrena este viernes 18 de diciembre.

   En la misma línea, ha añadido que el interés que tienen los gobiernos en la cultura, en especial el de España, ha sido el de “ignorar y despreciar” la cultura, algo que ha sido “la postura habitual”.

   “Los partidos políticos no cuentan con nosotros, no sumamos votos y por tanto les importamos poco. La cultura es la esencia de un pueblo y los pueblos que han cuidado su cultura son respetados y son prestigiosos”, ha manifestado el director.

   Al ser preguntado por la situación en la que se encuentra el cine debido a la crisis provocada por el coronavirus, el creador ha apuntado que está “en la incertidumbre” y que, antes de la pandemia, el cine “estaba en un momento muy negativo, estaba enfermo”, ya que, a su juicio, “se ha convertido en un elemento de consumo puro y duro”.

   Así, ha lamentado que los espectadores “han sido convertidos en consumidores” y eso “es insostenible”. “Hay una acción, reacción clara. El cine estaba tocando fondo y ahora nos hemos encontrado con una agonía, de un elemento que es el único reducto del respeto a la cultura, donde uno se calla, escucha y ve la obra del prójimo”, ha precisado.

   Ante esta situación, Bajo Ulloa ha defendido que se puede salir “de alguna manera algo hermoso, algo fortalecido, donde haya alguna esencia de lo que debe ser el cine”, o sino “sencillamente el fin, se acabó”. “Va a depender de la responsabilidad de los propios autores, si tomamos conciencia de que algo hacíamos mal desde la humildad de mirarnos al espejo pues es probable que el futuro sea positivo. Si por el contrario echamos la culpa a la pandemia, a Trump y a los malvados del mundo, es probable que esto se repita de diferentes maneras”, ha advertido.

‘BABY’, UNA PELÍCULA CON UN REPARTO FEMENINO Y SIN DIÁLOGOS

   En su nueva película, ‘Baby’ el director ha contado con un reparto completamente femenino y ha optado por suprimir los diálogos porque ya en otras películas llegó “a la esencia de algunas escenas eliminando bastante texto”.

   Precisamente, ha explicado que muchas veces los diálogos se usan “para tapar las carencias narrativas por temor a no ser comprendido”, por lo que pensó que tenía que arriesgarse y confiar tanto en el lenguaje cinematográfico como en el espectador, consiguiendo que “sea el protagonista”.

   En referencia al machismo que puede haber en el cine español, el director ha subrayado a Europa Press que “toda ideología se vuelve fanática y tras el parapeto de una razón humanista empieza el abuso”. “Todo lo que tiene que ver con la discriminación parapetado detrás de la no discriminación resulta grotesco y por supuesto va a traer consecuencias nefastas“, ha sentenciado.

   Su nuevo largometraje cuenta la historia de una joven madre y su camino hacia el redescubrimiento del amor y la vida, “con una intención profunda que le puede remover a uno”. La película, según ha explicado Bajo Ulloa, es un cuento “de vida o muerte sobre la capacidad que tiene el ser humano para sobreponerse y la necesidad de encontrar una segunda oportunidad”.

   Para el cineasta, ‘Baby’ es “una historia femenina, de creación y la creación es un universo femenino porque el potencial de la madre, el de la creación, es femenino“. “La simbología que hay en la película es esa, es un universo femenino. La vida se abre camino y en la película queda implícito esto“, ha dicho.

   “‘Baby’ es un cuento para adultos, un viaje del temor al amor, un viaje que hacemos todas las personas en algún momento, dejando atrás las cargas o los pesos que nos impiden esa capacidad que tenemos de amar. Muchas veces el amor está supeditado a los temores“, ha destacado.

   A pesar de las dificultades que está atravesando el mundo del cine debido a la pandemia, Bajo Ulloa ha animado a los creadores a que “abandonen el miedo, que no le tengan miedo al futuro ni a los poderes, ni a sus debilidades“, porque, en sus palabras, los creadores “deben crear desde la visceralidad y desde la emoción”.

   “Cuando uno tiene miedo es porque está intelectualizando lo que está ocurriendo y eso te paraliza. La creación, la cultura, el arte debería ser emocional y se ha convertido en racional”, ha concluido el director.



Source link