[ad_1]

La fuerte nevada en Reino Unido lleva días dificultando la circulación y el acceso al transporte, pero ahora la situación se complica aún más para los ciudadanos .

Este martes comienza la huelga nacional del sector ferroviario, lo que dejará paralizada varias zonas del país por la drástica reducción de los servicios. La huelga durará hasta el viernes y, según el servicio meteorológico nacional, algunas zonas del país mantendran la alerta amarilla por nieve hasta el jueves.

El clima también les está pasando una mala jugada a los viajeros en Letonia. La ventisca ha provocado retrasos en los vuelos en el aeropuerto de la capital, Riga. Los desplazamientos por carretera también se han visto afectados, por ello, el transporte público de Rīga ha puesto en macha unos tickets gratuitos denominados «billetes de ventisca».

Los estonios también luchaban contra las condiciones invernales, donde las ventiscas provocaron cortes de electricidad en más de 10 500 hogares, 6.400 de ellos en las islas.

Y en Kiev, los trabajadores se apresuraron a despejar las calles de la fuerte nevada en la capital ucraniana.

Los ataques rusos en la infraestructura energética del país añaden urgencia a su trabajo con los inevitables cortes de electricidad provocados por los bombardeos con drones.

[ad_2]

Source link