[ad_1]

Un conductor atropelló este sábado a dos clérigos y acuchilló a uno de ellos en la ciudad santa de Qom, en el tercer ataque contra religiosos en la República Islámica de Irán en menos de una semana.

El suceso ocurrió a media mañana de este sábado cuando un conductor atropelló a dos clérigos que esperaban el autobús en una parada en Qom, centro religioso del país, informó el diario reformista Shargh.

Tras atropellar a los religiosos el atacante bajó del vehículo y apuñaló a uno de ellos «de manera severa», poco antes de que fuese detenido por agentes de la ley, según Shargh.

[Irán reabastece al Ejército ruso: ya le ha enviado más de 300.000 proyectiles a través del mar Caspio]

Se trata del tercer ataque contra religiosos del país en menos de una semana, tras meses de tensiones por la muerte en septiembre de Mahsa Amini tras ser detenida por llevar mal puesto el velo.

Un guardia de seguridad disparó y mató el miércoles a un importante clérigo en un banco de la norteña ciudad de Babolsar. El atacante afirmó que confundió a su víctima con el hermano del director de la sucursal bancaria, con quien tenía problemas, informa Efe

[Irán amenaza con destruir Tel Aviv si Israel sigue con sus «ataques»: Netanyahu pide a China que medie]

La víctima era el ayatolá Abbas Ali Soleimani, antiguo representante del líder supremo y miembro de la importante Asamblea de Expertos, formada por 88 clérigos, que tiene la prerrogativa de nombrar al líder supremo, supervisar su actuación y, en teoría, destituirlo en caso de considerar que es incapaz de llevar a cabo sus funciones.

Ese mismo miércoles un conductor atropelló «de forma deliberada» a otro clérigo en el norte de Teherán, informaron entonces medios oficiales. En un vídeo de cámaras de seguridad se aprecia al religioso encima del capó del vehículo en movimiento.

[El ‘gran hermano’ llega a Irán: así ‘ficha’ y castiga la república islámica a las mujeres que se rebelan]

La Policía puso en marcha una operación para detener al asaltante, sin que se haya informado por ahora de su arresto. La muerte de Amini provocó las mayores protestas en años contra la República Islámica y el sistema teocrático del país, que han desaparecido tras una fuerte represión policial.

[ad_2]

Source link