BILBAO, 13 May. (EUROPA PRESS) –

Vecinos del concejal de Berango cuya muerte se relaciona con presunto asesino de gays de Bilbao han reconocido estar «un poco asustados» después de que este jueves la Ertzaintza registrara el inmueble del fallecido en la capital vizcaína.

La Ertzaintza está investigando si el presunto asesino de gays de Bilbao podría haber matado al concejal de la coalición Elkarrekin de la localidad de Berango (Vizcaya) y militante de Ezker Anitza-IU, Koldo Martínez, con domicilio en la capital vizcaína.

Martínez falleció en septiembre de 2021 y, en principio, se pensó que su muerte se habría producido por causas naturales. Sin embargo, la Policía autonómica vasca, dentro de su investigación de los crímenes cometidos presuntamente por un joven colombiano a hombres homosexuales, a los que robaba, analiza si el edil de la formación de izquierdas es una de sus víctimas.

Agentes de la Ertzaintza procedieron este jueves al registro del domicilio de Bilbao en el que vivía Koldo Martínez, con el fin de intentar encontrar pruebas que determinen si el exconcejal de Berango es una de las supuestas cuatro víctimas mortales del presunto asesino. También se investigan otros dos casos de presunto homicidio en grado de tentativa.

En declaraciones a los medios de comunicación, uno de los vecinos del portal ha reconocido que la jornada de este jueves fue «bastante movida» por la presencia de agentes de la Ertzaintza en la zona.

Tras indicar que la muerte de Koldo Martínez se produjo en «circunstancias bastante extrañas y nosotros no sabíamos nada», ha incidido en que, tras conocerse la investigación, los vecinos están «un poco asustados».

«Entendíamos que había fallecido de muerte natural, pero parecía todo un poco extraño», ha indicado, para añadir que, por lo que se trasladó a los vecinos, llevaba un tiempo fallecido hasta que la Ertzaintza encontró el cadáver en el inmueble.

Por otro lado, y en relación al joven colombiano que se encuentra en la prisión de Basauri por su presunta relación con los hechos, ha reconocido no haberle visto «nunca» por la zona.



Source link